Batiburrillo, Mi biblioteca romántica

Preparando mis lecturas veraniegas 2015.

¿Qué autores y qué títulos se ocuparán de saciar mi gusanillo lector estas vacaciones? Aquí te lo cuento :)

Son momentos que disfruto muchísimo y aunque la entrada la publico hoy, llevo meses robándole minutos a la agenda, seleccionando libros que me llaman la atención, buscando referencias sobre ellos, reseñas, opiniones… y comprando los que pasan mi criba. ¿El objetivo? Tener dónde escoger cuando se acerca alguno de los dos momentos del año durante los cuales no escribo (o si lo hago, no son textos de ficción) y en cambio, me dedico a leer de forma intensiva. Vamos, sin parar, a saciar el gusanillo lector. Preparar mis lecturas vacacionales es todo un ritual que se repite dos veces cada año; en verano y en Navidad.

En esta ocasión serán menos que en 2014. No estaba planificado así, pero se han presentado dos situaciones inesperadas. Por un lado, la necesidad de descansar. Creo que esta primera parte del año ha tirado de mi energía más de lo que creía porque la idea de leer no me resulta tan atractiva como siempre. Signo evidente de cansancio mental que pienso resolver echándome en la tumbona a hacer nada. ¡A grandes problemas, grandes soluciones! ;)

En cuanto a la otra razón… Pensaba incluir otros dos títulos en castellano que me habían tentado mucho estas últimas semanas. Había leído varias muy buenas reseñas de los dos, incluso me habían llegado recomendaciones de algunas lectoras. Para mi sorpresa, resultó que cuando fui a comprarlos la versión digital de uno cuesta alrededor de 10 € (Planeta) y el otro está disponible solo en versión impresa (Titania).

Soy lectora de ebooks desde hace muchos años, de cuando los libros en este formato venían con su propio mini-software incorporado que solo podías leer en tu ordenador. Hablamos de más de quince años. Tengo la suerte de que las materias que me interesan son en su mayoría de no ficción y desde los principios de internet es posible adquirirlas en digital. Leo en este formato porque me gusta, porque lo encuentro muy cómodo y también por cuestiones medioambientales que a mí me importan aunque no vengan a cuento en esta entrada. Es una opción para muchas personas en el mundo que poco a poco ha ido ganando su lugar y, hoy por hoy, rodeados de smartphones y tabletas como vivimos, ha dejado de ser cosa de frikis. Sin embargo, en España, por momentos, tengo la sensación de que el mundo editorial en vez de avanzar, retrocede. En vez de que los libros estén disponibles cada vez en más formatos, como sucede en Estados Unidos por ejemplo, aquí los tenemos cada vez en menos y a precios escandalosos.

Lógicamente, no pienso pagar 10 € por un ebook de ficción. Me parece un precio abusivo. Tampoco tengo previsto cambiar mis hábitos de lectura; leo en digital, ya no compro libros impresos para mí (*) aunque sigo comprándolos para regalar. Tanto un caso como el otro me parecen un pésimo servicio hacia los lectores de este país, que pagamos por los libros que leemos y que somos quienes, en última instancia, hacemos posible que las editoriales sigan funcionando. Pero, en fin, allá cada cual con sus decisiones comerciales. La mía, como consumidor, es que si un producto o servicio no se ajusta a mis expectativas/necesidades, me voy con mi dinero a otra parte.

Así las cosas, los ebooks del género romántico que se vienen conmigo estas vacaciones, son los siguientes:

Suzanne Brockmann. “Tall, Dark and Deadly”

 

Melissa Foster. “Sisters in Love”.

 

resena-esperame-elisabeth-naughton-L-kvqHlc
Elisabeth Naughton. “Espérame”.

 

 El resto del tiempo, cuando no esté leyendo, haré tumboning a secas ;)

(*) Las excepciones, una veintena de libros a lo sumo, son las primeras publicaciones de autoras amigas y de mis escritoras españolas favoritas, la mayoría con dedicatorias personales.

Novela romántica en español, Serie Moteros

¡Serie Moteros Volumen I, a la venta!

El primer pack digital de la serie Moteros de la autora romántica Patricia Sutherland, compuesto por las novelas Princesa, Harley R. y Harley R. Entre-Historias, desde hoy está a la venta en Amazon bajo el título Serie Moteros Volumen I.

 

¡Sí, qué ilusión, los moteros del MidWay ya tienen su primer pack digital! Y con una portada muy diferente de las que ponen rostro a mis libros hasta el momento.

MOTEROS_VOL1_V1_225X300
¡Los moteros del MidWay ya tienen su primer pack digital!

 

¿Te gusta? Estoy muy satisfecha con este trabajo de Nune Martínez. Le encargué la labor de darle una vuelta de tuerca romántica a la portada de este pack y el resultado es fenomenal. A ver qué tal acogida tiene en las plataformas.

De momento y durante algún tiempo, solo estará disponible a través de Amazon, pero pronto lo estará a través de todas las plataformas digitales, al igual que sucede con todos mis libros.

Es algo que tengo planificado desde noviembre de 2013, cuando salió Harley R., la segunda entrega de Moteros, así que estoy feliz: otro objetivo conseguido para irme de vacaciones a gusto ;)

Serie Moteros Volumen 1.

Princesa #1, Harley R. #2 y Harley R. Entre-Historias #3

Disponible a través de todas las filiales de Amazon

Comprar

MOTEROS_VOL1_V1_225X300

1. Princesa, 2. Harley R., 2.1. Harley R. Entre-Historias, Mis novelas, Serie Moteros

Siguen las promociones. Concurso Internacional Serie Moteros.

¡Siguen las promociones de vacaciones en Jera Romance!

Bajo el lema “Estas vacaciones quiero leer a Patricia Sutherland” te traigo otro concurso que estoy segura que te va a encantar.

vacaciones_bannercuadrado
¡Nuevo concurso!

Hasta el 11 de agosto inclusive te ofrezco la posibilidad de concursar para ganar un pack muy especial. Participar es súper fácil y el premio, te lo aseguro, merece la pena. ¿He picado tu curiosidad? ;)

Encontrarás toda la información en este enlace:

Concurso Internacional Pack Serie Moteros. Volumen I.

¡Corre a apuntarte y mucha suerte!

Batiburrillo, Novela romántica

Blogs literarios y contenidos de calidad. Reseñas: qué son, qué no son y qué (más) podrían ser.

Blogs literarios y contenidos de calidad.Esta entrada pertenece a la serie iniciada por Blogs vs. Redes sociales. ¿Han perdido impacto/interés los blogs?  y hoy le toca el turno a la calidad de los contenidos que ofrece un blog, en particular, los ofrecidos por los blogs literarios.

Una vez más empezaré por aclarar que no me refiero a los blogs personales que ofrecen reseñas/opiniones acerca de los libros que sus administradores van leyendo, sino a aquellos que colaboran activamente con editoriales y autores independientes (o esperan hacerlo), reseñando libros que estos les ceden.

Entrando en materia, hay cuatro elementos fundamentales que hacen a la calidad del contenido. Dado que un blog literario no solo publica reseñas, utilizo la palabra ‘entrada’ para referirme a todos los contenidos que publica y ‘reseña’ cuando me refiero específicamente a esta. Dichos elementos son:

  1. La sintaxis y ortografía de la entrada.
  2. Su extensión.
  3. Su utilidad (y originalidad).
  4. La objetividad y honestidad de la reseña.

La sintaxis y ortografía es algo que uno daría por sentado, mucho más tratándose de un blog dedicado a la literatura. Sin embargo, encontrar entradas bien escritas -lo que siempre significa que han sido bien editadas antes de darle al botón “publicar”-, es menos habitual de lo que sería de desear. No hay mucho que añadir: es nuestro idioma, tiene unas reglas que se supone que debemos preocuparnos por conocer y existen muchas herramientas de edición/corrección gratuitas. Todos los que escribimos sabemos qué escurridizos pueden llegar a ser los benditos errores orto-tipográficos, así que mejor ir sobre seguro y usarlas para darle un buen repaso al texto antes de publicarlo.

El asunto de la extensión es algo más flexible. Hay entradas que parecen pedir una extensión mayor y, normalmente, si están bien escritas no lo notas (demasiado). Pero este tipo de entradas también son excepcionales. Existe un debate en torno al tema; desde quienes abogan por aquello de que “lo bueno, si breve, dos veces bueno” hasta quienes consideran que la extensión es irrelevante si el artículo está bien escrito, hay opiniones para todos los gustos. La mía es que mantener la atención del lector se vuelve cada vez más difícil pasado el noveno o décimo párrafo, de modo que lo bueno y breve cabalga a lomos de un caballo ganador. Entre 500 y 700 palabras es una buena extensión, con 1.500 entras dentro de la zona peligrosa (así que asegúrate de que lo que dices es muy útil y muy interesante), y si necesitas más de 2000, lo mejor es plantear el tema en varias entradas como es el caso de esta serie dedicada al mundo bloguero. Cada vez son más los internautas que se conectan desde un smartphone y si has probado a leer un texto extenso en una de esas pantallitas, entenderás a qué me refiero. Tampoco abundaré en este punto: compartimos lo que escribimos porque queremos que nos lean. Hay cosas que favorecen que suceda y ciertas otras que incitan al lector a huir despavorido; enrollarse como persianas milita claramente en el bando enemigo.

El cuarto elemento está directamente relacionado con el (candente) tema de la libertad de expresión, que por su extensión no abordaré en esta entrada, pero como hace referencia a la reseña literaria enlazaré con el tercero, sobre la utilidad (y originalidad). Me parece que un buen comienzo sería definir qué es y qué no es una reseña, y a partir de aquí, lanzar algunas ideas sobre cómo conseguir hacer algo diferente con ella.

Blogs literarios y contenidos de calidad.

Una reseña es…

La definición “oficial” dice:

Es la narración compendiosa que un crítico realiza sobre una obra de literatura. El texto incluye menciones a incidentes específicos, situaciones y personajes del libro en cuestión.

Además, la reseña tiene una estructura determinada que obliga al reseñador a examinar la obra más allá de cuestiones subjetivas.

De lo que antecede, se deduce que lo que publican la mayor parte de los blogs literarios románticos no son reseñas propiamente dichas.

Uno de los aspectos más difíciles de reseñar un libro es tener claro que se trata de hacer una valoración de la obra -una valoración literaria-, no solo de comunicar lo que nos ha parecido o lo que hemos sentido. Como dicen en sinsajia.com:

“Una buena reseña escudriña bajo el capó de una obra literaria con el fin de comprender no solo lo que esta significa, sino cómo se ha logrado transmitir ese significado y cuál es su efecto” .

Cuánto más cerca de esta definición, mayor será la calidad de la reseña.

Una reseña literaria no es…

Resumir el libro. Eso era lo que hacíamos en el colegio a pedido de la profesora de literatura. Lo último que espera el internauta que quiere consultar otras opiniones antes de decidir su próxima lectura es encontrarse con alguien, distinto del autor, que le cuenta con pelos y señales de qué va el libro.

Tampoco es el lugar idóneo donde compartir las frases favoritas que el blogger ha extraído de la novela. En serio, si no es relevante para explicar el argumento del reseñador (y partiendo de la base de que no estamos ante reseñas propiamente dichas, no hay ningún argumento que explicar), ¿por qué privar al futuro lector del placer de descubrir esos momentos por sí mismo y en su debido contexto? La negrita viene a cuento de que se trata de algo más importante de lo que induce a creer la cantidad de bloggers que las incluyen de forma habitual. Me considero muy generosa en lo que a compartir fragmentos de mis novelas se refiere. Jamás me he quedado en el prólogo y el primer capítulo que es lo que normalmente las editoriales publican en abierto. Sin embargo, no transcribo frases aisladas sino fragmentos. Fragmentos que a veces llegan a tener tres o cuatro mil palabras. Y la razón es justamente esta: el contexto es fundamental porque los momentos intensos se cuecen a fuego lento. Esto es especialmente cierto en el caso de los fragmentos sensuales que algunos bloggers encuentran tan golosos y gustan de incluir en sus reseñas. No es la frase aislada la que te cautiva, son todas las sensaciones que el autor ha construido palabra a palabra desde el principio de la escena (o incluso antes) lo que consigue llegarte al corazón. Sé lo que cuesta emocionar, conmover, así que cada vez que me intereso por un libro y doy con una reseña en la que alguien reduce tanto trabajo a la mera transcripción de las diez palabras del momento “M” de una escena, no puedo evitar sentir que le han quitado frescura a mi experiencia lectora porque ahora ya no me sorprenderé tanto cuando la lea. Ni me emocionaré tanto. ¡Y para eso leo, para que el autor me lleve de la mano a vivir una experiencia alucinante!

Aclaro que no estoy en contra de incluir fragmentos en una reseña. Al contrario, echar mano de los extractos que publican las editoriales me parece una forma ideal de complementar la información ofrecida en ella. Sin embargo, hay que tener en cuenta que muchas lectoras prefieren no leer adelantos, así que una forma respetuosa de hacerlo es incluir el enlace al extracto y dejar que sea el visitante quien decida si lo pincha o no.

Párrafo aparte merecen los terribles “spoilers”. Lógicamente, no soy partidaria de que los haya pero si se incluyen, qué menos que advertir de ello con claridad al principio de la entrada. A título personal, abandono el blog que cuela spoilers en sus reseñas y no me vuelvo a acercar a él. Estoy segura de que no soy la única que se los toma tan en serio.

Algunas consideraciones sobre qué más puede ser una reseña.

Con tantos blogs publicando las mismas novedades editoriales, reseñando los mismos libros (con la misma fórmula cansina de sota, caballo y rey), publicando las mismas entrevistas de plantilla (!), organizando los mismos sorteos… Ya me entiendes, ¿no? Hoy por hoy, diferenciarse (y tener unas nociones de SEO) es imprescindible para salir de la invisibilidad.

Lo encuentro bastante lógico. Si ofreces más de lo mismo, ¿qué diferencia esperas que encuentre cuando visito tu blog? ¿Y por qué debería quedarme a leer tus entradas? ¿Qué me aportas? ¿Tu opinión sobre un libro? Mientras no te conozca y empiece a fiarme de tu criterio lector, tu opinión no es más que… otra cualquiera. Ofréceme algo más (o planteado de forma diferente) y quizás me quede lo bastante para conocerte mejor. Así funcionan las cosas. Cuando hablamos de diferenciarnos, hablamos del nivel de utilidad y originalidad de lo que ofrecemos. Hablamos de calidad, no de cantidad. Y sí, también hablamos de recorrer la milla extra cada vez que nos sentamos al teclado.

Blogs literarios y contenidos de calidad.

Comentaba en mi último post que creo que parte del problema de invisibilidad que aqueja a blogs y webs tiene que ver con para quién escriben los contenidos que publican. La tecnología blog, incluso si los conocimientos técnicos del administrador son equivalentes a cero, permite que una novedad editorial o una reseña literaria no las vean solo los colegas bloggers que le siguen, sino el verdadero público de internet: personas que buscan información acerca de un tema, en este caso una novela romántica.

Se trata de personas desconocidas, de las que el blogger ignora cuánto saben acerca del tema que buscan, lo cual pone a su disposición un panorama inmenso en términos de qué ofrecerle y cómo hacerlo. Puede conformarse con darle su opinión a secas… O puede abrir el abanico y elaborar un artículo lo bastante informativo e interesante que haga innecesario que continúe buscando. Los internautas somos criaturas cómodas; nos encanta que nos den las cosas resueltas y solemos ser muy fieles con aquellos blogs/webs que nos facilitan las búsquedas de información. Para entender qué significa “facilitar la búsqueda”, basta con ponerse en situación un momento: cuando buscas información sobre un tema nuevo, ¿qué valoras de manera especial?, ¿qué te gustaría encontrar? Mirando el panorama bajo esta nueva perspectiva, una reseña no tiene por qué limitarse a la valoración del libro en cuestión. Puede (¡y debe!) ser más cosas. ¿Qué cosas? Veamos algunas ideas.

Personalmente, aplaudiría al blogger que me ofreciera curiosidades sobre el autor o sobre el libro y que estableciera comparativas con otras novelas suyas, incluso con obras de otros autores de literatura romántica (sí, me refiero a esa pasión por el género que encuentras en una tarde de charla entre lectoras románticas, de las que indefectiblemente sales con una lista interminable de nuevos libros que leer y una sensación de magia en el cuerpo). Me encantaría que me contara si ha habido otras ediciones y, además de ofrecerme su valoración, que incluyera enlaces relevantes a reseñas (positivas y negativas) de otros bloggers. Ya no hablemos si además comentara dichas reseñas; ¡eso sería la bomba! La riqueza de internet radica en la posibilidad de conectarnos a través de enlaces relevantes e interactuar. Usémoslos. En mi opinión, sería una forma mucho más inteligente y eficaz de colaborar con colegas bloggers que el mero intercambio de comentarios vacíos y seguimientos oportunistas. Atención a la palabra “relevante”. Suelo enlazar bastante y mi criterio es este: si tengo que enviar a mis visitantes a una fuente de información externa a mi blog, dicha fuente debe ser idónea.

Los términos de búsqueda (keywords) y las etiquetas ayudan a que los internautas nos encuentren. Aprender SEO y aplicarlo al blog, consiguiendo un mejor posicionamiento en los buscadores, puede obrar el milagro de convertir un humilde rinconcito de la blogosfera en un lugar con miles de visitas diarias. Pero no pueden obrar el milagro de que el visitante que llega se quede; eso solo lo consigue la calidad de los contenidos que ofrecemos.

Y tratándose de reseñas, la objetividad y la honestidad del reseñador juegan un papel muy importante. A ellas estará dedicada mi próxima entrada.

¡Sigue en antena! ;)


Si eres blogger literario, estos enlaces pueden ser de tu interés:

* Anatomía de una reseña – I
* Guía de Google para principiantes sobre optimización en motores de búsqueda (SEO). Es sencilla y muy útil.

∾∾❤︎∾∾❤︎∾∾❤︎∾∾❤︎

Entradas anteriores de la serie:

1. Blogs vs. Redes sociales. ¿Han perdido interés/impacto los blogs?

2. Blogs literarios. Sobre el (engañoso) asunto del número de comentarios y seguidores.

Eventos, Novela romántica en español

Próxima parada: Sevilla.

El próximo viernes 26 de junio, la autora romántica Patricia Sutherland presentará su Serie Moteros en La Carbonería de Sevilla.

¡Con las ganas que tenía de volver a Sevilla…!

Aunque a título personal he estado en esta preciosa ciudad en varias ocasiones, profesionalmente mi última visita data de hace cinco años, cuando se celebró la tercera y última edición de las Jornadas de Novela Romántica de Sevilla. Así que te imaginarás la ilusión que me hizo que las dueñas de Libros Paraíso Romántico me invitaran a presentar mis novelas junto a la jovencísima autora Chloe Santana que también estará presentando su último trabajo. ¡Me faltó tiempo para aceptar!

Así que si eres de allí o planeas estar por la zona y quieres acercarte a saludarnos, serás súper bienvenida. Por mi parte, estaré presentando a mis moteros favoritos, Dakota y Evel, y todas las novelas publicadas de la serie estarán a la venta en las instalaciones. Y hablando del tema, me han dicho que es un lugar muy, muy especial. Ya te contaré ;)

¿Qué, te apuntas? Huelga decir que ¡estás invitadísima! ;)

PS_LaCarboneria

Viernes 26 de junio, 20.00 horas

La Carbonería
Levíes, 18
Sevilla

Serie Moteros

Princesa. Serie Moteros #1
Princesa. Serie Moteros #1
Harley R., Serie Moteros 2.
Harley R., Serie Moteros 2.
Harley R. Entre-Historias Serie Moteros #2.1

 

Batiburrillo, Novela romántica

Blogs literarios. Sobre el (engañoso) asunto del número de comentarios y de seguidores.

Esta entrada pertenece a la serie iniciada por “Blogs vs. Redes sociales. ¿Han perdido interés/impacto los blogs?” que puedes leer en este enlace. Verás que aquí he acotado el tipo de blog al que me refiero porque algunos de los asuntos que comento me parecen específicos (y, tal vez, coyunturales) de los blogs literarios españoles y, en particular, de los que reseñan literatura romántica.

Empezaré aclarando que un blog literario es el que publica, comenta, recomienda o critica literatura. Para distinguirlo del blog personal que ofrece reseñas de lo que su administrador va leyendo, añadiré otra característica: colaboran de forma activa (o esperan hacerlo) con editoriales y autores independientes. Es a este tipo de blogs a los que me refiero en esta entrada. Y antes de entrar en materia, quiero comentar que se trata de un colectivo por el que siento admiración, ya que hacen una tremenda labor de difusión de la literatura. Además, en el caso del género romántico en lengua castellana, su aportación ha sido grande y continuada. Sin embargo, ahora están de capa caída. Creo que las exigencias de las editoriales, la preponderancia de las redes sociales y la presencia, cada vez mayor, de blogs que se abren con la finalidad de que su administrador pueda conseguir libros (de las editoriales) a cambio de reseñarlos, han contribuido a crear un panorama un tanto descorazonador para los bloggers literarios. De ahí, esta serie de entradas dedicadas al tema, reflexiones muy personales que me he decidido a hacer en ‘voz alta’ con la esperanza de que si tropiezan con ellas en el ciberespacio, les sirvan para tomar ideas o, quizás, ver las cosas desde una perspectiva diferente… O, mejor aún, para asumir que los tiempos están cambiando (como cantaba Bob Dylan), y que toca ponerse el “sombrero creativo” y diseñar una estrategia que les permita seguir en la brecha, dando el callo. Ojalá sea así, porque son necesarios y realizan un trabajo muy importante para la literatura y para los amantes de los libros.

Vamos allá.

Dicen que “hecha la ley, hecha la trampa” y la cuestión del número de comentarios/seguidores me parece un excelente ejemplo de esto aplicado a los blogs literarios. Sin entrar en el tema de que vivimos en una sociedad en la que, cada día más, la cantidad prima sobre la calidad, bastó que se supiera que los buscadores tomaban el seguimiento de una bitácora como uno de los elementos dentro del algoritmo que determina el ranking de indexación(1), para que se extendiera la costumbre de pedir comentarios o seguimientos al visitante. Sea a través de imágenes

"Un blog se alimenta de tus comentarios".
“Un blog se alimenta de tus comentarios”.

o del mucho más explícito eslogan “me sigues, te sigo” situado en posición destacada, es raro dar con blogs que ofrezcan información sin pedir nada a cambio. La cuestión es que, como comentaba en esta entrada, la pereza internauta, las apps para móviles de las redes sociales que monopolizan la interacción, y la oferta creciente de contenidos similares (cuando no iguales) supuso el palo en la rueda a la hora de conseguir comentarios o seguimiento. No es una tarea nada fácil, desde luego, y tratándose de algo tan importante, había que buscarle una solución.

La era del intercambio de comentarios entre blogs y el “si me sigues, te sigo”.

Sigo a decenas de blogs literarios. Tengo una lista que desde 2011 no deja de crecer y la razón es que, al igual que hace cualquier editorial, una parte de mis tiradas está destinada a promoción. Una parte la cedo para concursos externos y otra a blogs y webs románticas para reseña. Dado que todos los gastos corren de mi cuenta, soy muy selectiva a la hora de distribuir esos ejemplares. Dedico tiempo a observar el trabajo de los blogs literarios que reseñan el género y, como es lógico, cuando miras con detenimiento, ves más allá de lo evidente.

Ves, por poner un ejemplo, que buena parte de los comentarios que reciben algunos blogs (los que reciben comentarios) proceden de otros blogueros, y que no suelen añadir utilidad a la entrada. Son del tipo “este no me lo he leído” o “tiene buena pinta”. En mi opinión, son comentarios vacíos de interés y de credibilidad porque ¿quién se traga que con lo que cuesta dejar un comentario, alguien genuinamente interesado en el tema vaya a tomarse tantas molestias para comentar eso? Pienso que son el resultado de un “toma y daca” mal entendido. Es ideal que los bloggers participen activamente en las bitácoras de sus colegas, pero quien firma un comentario que no añade valor a la entrada -en este caso a una reseña literaria-, le está haciendo un flaco favor al blog en cuestión y al suyo propio. Como muy mínimo, indica falta de interés… lo que tratándose de un blogger literario da que pensar: ¿su interés por el tema no debería darse por supuesto?

Algo parecido sucede con la obtención de seguidores. El criterio parece ser que un blog ha de tener cuantos más seguidores mejor, independientemente de si, en efecto, éstos ‘siguen’ su contenido porque les interesa, porque era el requisito para participar en un sorteo y ganar la última novela de su autor favorito o porque también tienen un blog y se han apuntado al intercambio propuesto (“si me sigues, te sigo”).

Ves que hay blogs que tienen un gran seguimiento, pero cuando investigas un poquito en la barra de seguidores, observas que un buen número de los miembros son otros bloggers. Eso siempre me suscita preguntas como ¿para quién escriben, cuál es su público objetivo? ¿cómo puede ser que publicando nuevos contenidos casi a diario (¡con el trabajazo que eso implica!), el grueso de su seguimiento provenga de otros bloggers? Nunca he activado el widget de seguimiento porque es un tipo de estadística que no me interesa, pero gracias a medidores internos que he instalado tengo bastante información acerca de qué tipo de seguimiento tiene Sutherland, tanto por seguimiento directo como por lecturas a través de herramientas de sindicación (Feedly, Reeder, etc). Y te digo una cosa; me preocuparía mucho que la mayoría de mis seguidores fueran otros escritores porque no son mi público objetivo. Ni siquiera los escritores de literatura romántica. Son bienvenidos, por supuesto, y seguramente a algunos compañeros de profesión les guste leer mis entradas (¡y eso me hace sentir súper halagada!), pero no escribo para ellos. Escribo para ti; probablemente una mujer y una aficionada a la lectura, a la que le gustan de manera especial las historias de amor que acababan bien (y si son mías, tanto mejor) y a la que, quizás, también le interesan temas de actualidad relativos al amor y a las relaciones de pareja.

Está claro que un blogger literario lee mucho, pero precisamente porque es blogger, tendrá sus propios criterios de lectura bastante definidos. Si dedica tiempo a reseñar libros y quiere hacerse un lugar en el sector, ¿no debería aspirar a convertirse en una referencia para lectores ávidos en busca de información útil sobre libros, y no solo para otros bloggers? En mi opinión, es aquí donde radica parte del problema de “invisibilidad” que padecen y del que se quejan tanto; en para quién escriben. Y para quién deberían hacerlo.

En el caso de las redes sociales el fenómeno es aún más llamativo. Sin generalizar, es una costumbre bastante extendida que si abren un grupo en Facebook, te añadan a él sin más. Si, en cambio, abren una página, las invitaciones empiezan a lloverte incluso a través de mensajes privados. Y esto no solo aplica a bloggers, también a escritores y artistas varios. Aquí el criterio parece ser que todo aquel que sepa leer es un seguidor/lector potencial. ¿Perdón, cómo dice? Este es el momento en que los expertos en algo muy útil e interesante llamado segmentación de mercado  se dejan crecer el pelo con el único fin de poder tirárselo, presa de la desesperación.

No pongo en duda que todo el que produzca algo para el consumo, necesita publicitarlo. Y no me refiero al spam, ni a la promoción intrusiva, ni a ninguno de los métodos de machacarte hasta el cansancio con algo que hoy se han vuelto tan comunes, sino a ofrecer información sobre un tema a un público potencialmente interesado en él (que no es sinónimo de “cualquiera”), y hacerlo de la manera más atractiva/original posible. Si me sigues, sabes que tengo un perfil bastante activo en al menos tres redes sociales además de una web y este blog que actualizo una vez por semana. Asumo que la publicidad es indispensable, que forma parte de mi trabajo diario y le pongo una constancia a prueba de balas, pero…

¿Sabes cuál creo que es la publicidad más eficaz de todas? La calidad. Cuando doy con un buen artículo (o una reseña bien hecha), de inmediato investigo el blog porque hoy por hoy son rara avis. No necesito que nadie me pida que lo siga. Es más, como hay períodos en los que viajo bastante y en el móvil solo tengo la app de gmail, además de seguirlo, me suscribo por email para no perderme nada. Seguro que a ti te sucede lo mismo. Lamentablemente, los blogs literarios románticos que cumplen el criterio de calidad -tal y como yo lo entiendo-, son pocos si tenemos en cuenta la cantidad de nuevas bitácoras dedicadas al tema que se abren cada día. Hay una legión de blogs cuya temática principal es la literatura, pero ¿cuántos consiguen entrarte por el ojo a la segunda frase, atraparte con opiniones lúcidas y curiosidades acerca del libro que reseñan, hacer que quieras recibir sus actualizaciones? En mi caso, poquísimos y la mayoría, -¡sorpresa!-, reseñan romántica juvenil. Por lo visto, no soy la única que lo piensa, ya que hace unos días el autor Alex García (me) comentaba en Facebook que, en su opinión, los blogs literarios necesitan reinventarse. Ya lo creo que sí.

Y esto me lleva directamente a la cuestión de la calidad de los contenidos ofrecidos, otra parte importantísima del problema de “invisibilidad” que aqueja a buen número de blogs literarios, y que será el tema central de mi próxima entrada.

∾∾*∾∾*∾∾*∾∾

(1)  Es decir, el lugar en el que aparecen “ranqueados” en la página de resultados que ofrece Google o Yahoo cuando un usuario escribe lo que le interesa encontrar en el campo de búsqueda de su navegador. Por ejemplo, hoy he escrito el término ‘reseñas de Cincuenta Sombras de Grey’ en Google y la reseña hecha por el blog Perdidas Entre Páginas está listada en el segundo puesto de la primera página de resultados. Esa posición le asegura que la mayoría de las personas que entren en internet buscando leer un reseña de dicho libro, visitarán su blog en primer lugar. Es así de importante, sí ;)

Promociones

Especial Jera Romance Feria del libro 2015.

Y llega la segunda súper promoción anual para libros impresos de Jera Romance, el Especial Jera Romance Feria del libro 2015.

No creas que me olvido que una parte de mis lectoras prefieren los libros de toda la vida y que incluso aunque por cuestiones de inmediatez me lean primero en digital -¡la ansiedad es muy mala! ;)-, quieren tener mis libros también en versión impresa. No me olvido en absoluto, y si estás entre las que aman el olor a libro, esta promoción puede interesarte.

especial-jera-romance-feria-del-libro-2015
Especial Jera Romance Feria del libro 2015

 

Hasta el 14 de junio inclusive, podrás adquirir TODAS las novelas impresas de la colección Jera Romance, a precio de escándalo, y si no, fíjate:

  • Puedes adquirirlas por títulos individuales (Suscripción Plata) o en la combinación que prefieras en packs de 2 (Suscripción Oro) ó 3 novelas (Suscripción Platino),
  • solicitarlas dedicadas especialmente por la autora. Un regalo súperespecial para una amiga o para ti misma, ¿no crees?
  • Por supuesto, puedes elegir el medio de pago: con tarjeta (Paypal) o en efectivo. ¡Perfecto!
  • Y este año, además, las Suscripciones Platino recibidas tendrán un regalo extra: ¡Volveré a ti, la génesis de la serie Sintonías que muestra a los protagonistas en sus dulces 16!
  • Promoción solo disponible en España.
  • Entrega por mensajería urgente, excepto Suscripción Plata Nouvelle, con servicio de 24-48 horas para destinos peninsulares, y por correo postal para envíos insulares con un servicio de 3-6 días.

Promoción abierta hasta el 14 de junio de 2015 a medianoche.

Pincha este enlace para beneficiarte de esta SUPER promoción.

3.1. Simplemente perfecto, Promociones

Simplemente perfecto en la promoción Kindle Flash de Amazon.

Simplemente perfecto, el punto final de la serie Sintonías de la autora romántica Patricia Sutherland, incluida en la promoción Kindle Flash de Amazon el 27 de mayo de 2015.

¡Le ha tocado el turno a Simplemente perfecto, la última entrega de la serie Sintonías! Si has disfrutado de las novelas anteriores de la serie y aún no has tenido ocasión de leer este precioso broche final, no puedes perderte esta súper promoción.

Simplemente perfecto en Amazon. Promoción Kindle Flash.

SOLO HOY.

“…Una vez más, Patricia ha logrado hacerme disfrutar con una de sus historias, en la que ha habido momentos de mucha tensión y angustiosos que me han tenido con el corazón en un puño, pero cómo no, también me ha ofrecido risas, complicidad, pasión y ternura a raudales. De verdad que ha sido el cierre ideal para la serie Sintonías”. Ana F. Malory, autora romántica.

 

“Empezar Simplemente Perfecto me daba un poco de “miedo”. Después de leer la sinopsis y saber que era el fin no sabía que me encontraría. Patricia vuelve a sorprender, nos vuelve a llevar al Rancho Brady y consigue que nos enamoremos más si cabe de los protagonistas. Si has leído la serie no te puedes perder esta magnífica historia. Simplemente Perfecta!!”. Laura. Barcelona

 

“Punto y final de la Serie Sintonias, no podria haber mejor colofón para la historia de la familia Brady.. Emotiva, romántica, dura en algunos aspectos, pero tocando temas de actualidad en los que muchas parejas y sus familias se ven inmersos en la actualidad. Me encanta ver como la autora cataliza en este último libro la evolución de los personajes, su proceso de madurez a lo largo de los cuatro libros anteriores, todos tan distintos pero a la vez unidos por un lazo indestructible, ser un Brady o parte de sus vidas. Tres hermanos tan diferentes entre si como el dia y la noche, unos padres llenos de amor, caridad, humanidad y bonhomía, una famila ejemplar y maravillosa de personajes fuertes, con carácter, unos personajes secundarios mas que notables, y todos los personajes con una capacidad de superación digna de encomio. Un broche de oro a una serie inolvidable”. Ana (opinión en Amazon.es)

 

JR03.1_ORIGINAL

Simplemente perfecto
Serie Sintonías # 3.1
2ª Finalista Premios RNR 2015
Solo hoy en Kindle Flash
¡Pincha aquí para disfrutar de esta promo!

1. Bombón, 2. Primer amor, 3. Amigos del alma, Promociones

Pack Serie Sintonías en la promoción Amazon a mitad de precio.

El Pack Serie Sintonías, compuesto por Bombón, Primer amor y Amigos del alma de la autora romántica Patricia Sutherland, en la promoción Amazon ebooks a mitad de precio – 50% OFF.

Me encanta tomar parte en estas promociones. Son la típica situación WIN-WIN-WIN (en la que todas las partes involucradas ganamos) ya que Amazon mantiene alimentada su extensa red de clientes con ofertas apetitosas, las lectoras románticas tienen la ocasión de hacerse con mis libros a precios súper atractivos y, por mi parte, no tengo que hacer nada más que anunciarlo :P

Y eso, exactamente, estoy haciendo ahora; contarte que hasta el 31 de mayo mi Pack Serie Sintonías está de súper oferta en Amazon.

A MITAD DE PRECIO
Pack Serie Sintonías, a mitad de precio.

Pack Serie Sintonías: Bombón, Primer amor y Amigos del alma
¡Pincha el enlace y empieza a disfrutarla ya!

Lo que dicen las lectoras de la Serie Sintonías:

“Hoy por fin he acabado de leer los libros de los hermanos Brady. Digo por fin, muy a mi pesar, ya que los he leído en un suspiro y se hacen muy pero muy cortos. He esperado a leer los tres porque es genial ver como vas dejando ver algo más del resto de las parejas en cada uno de los libros. Me han encantado, he alucinado con cada uno de ellos, la “rebeldía” de Mandy, la santa paciencia de Jordan, la constancia de Mark, el genio de Shannon, la vitalidad de Gillian y el XXL de Jason… Todos y cada uno de ellos se hacen indispensables, lo que se ayudan y se pican a la vez; que saben ver lo que hay en los demás pero no reconocen lo que hay en ellos. No tendrás por ahí más “entre-historias” de los Brady, ¿no? Sé que para otro libro tal vez no, pero que Jason y Gillian solo tengan una, (¡y vaya una!) me ha sabido a muy poquito. Me encantan y me enganchan tus historias y espero que podamos disfrutar de nuevas historias tuyas muy pronto”.

Laura. Barcelona. Comentario dejado en jeraromance.com

 

Las lectoras dicen sobre Bombón:

“… Este es uno de esos libros que suelo deciros que es 100% recomendable. Y la verdad es que si os arriesgáis con este libro y con la serie entera no os decepcionaréis en absoluto. ¡Todos los libros de Patricia Sutherland son increíbles!”.

Nínive López Ble. Blog Corazón y alma de romántica.

 

Las lectoras dicen sobre Primer amor:

“…Un libro que me hizo plantearme si la mayor parte de los valores que rigen esta sociedad moderna no estarán distorsionados, al punto que nos alejan de lo verdaderamente importante: el amor y la familia…”.

Niusa K. Blog literario La voz que vive en mí.

 

Las lectoras dicen sobre Amigos del alma:

“… Es una novela especial, magnífica, maravillosa, entusiasta, optimista, romántica y pasional. ¿Qué más se puede pedir?. Quien no la haya leído no se a que espera. Sin duda es la mejor novela de la serie. Ha merecido la pena desde la primera página hasta la última”.

Carmen Cano. Blog Libros escondidos.

 

Pack Serie Sintonías. Una serie romática que también habla de valores, de familia, de amistad, de segundas oportunidades; unos personajes reales como la vida misma de los que querrás saber más y más, y más… Bombón, Primer amor y Amigos del alma. Tres historias de amor que te cautivarán, en un solo ebook.

¡Pincha este enlace y empieza a disfrutarla ya!

 

Eventos

Chinchón, mi primera feria del libro. Algunas impresiones e imágenes.

Desde el principio me he movido bastante para darme a conocer y desde 2009 procuro no perderme ningún encuentro/evento de Romántica. Pero, si me sigues habitualmente, habrás notado que me he mantenido lo más alejada que he podido de las ferias (de libros). En esta entrada te ofrezco unas pinceladas de cuáles eran mis razones y, de paso, te cuento impresiones acerca de mi primera experiencia ‘ferial’, en la Feria del libro de Chinchón.

IMG_0686
La Feria del libro de Chinchón, a primera hora: montando el chiringuito.

Siempre cuento que como lectora estuve solo una vez en la Feria del libro de Madrid, al tiempo de llegar a España (hablo de principios de los ’80), para ver qué tal era y no me gustó. Regresé a la FLM en 2011, con la única intención de poder ver a algunas amigas autoras que viven en otras provincias a muchas de las cuales solo veo de feria en feria, y desde entonces seguí asistiendo cada año con el mismo propósito. Para que nos entendamos, espero a que salgan las fechas y horas de firmas de mis amigas, organizo un pequeño tour (procurando resolver la cuestión en un único día), y me voy a charlar un ratillo con ellas. A medida que me he ido haciendo un poquito más conocida, había lectoras que querían verme y entonces, tomé la costumbre de publicar mi ruta de firmas aquí, en el blog, y compartirlo en las redes sociales. De esta forma, las interesadas sabían dónde encontrarme. Pero hasta ahí. Supongo que se trata de otra de mis rarezas; me agobia el calor, la cantidad de gente, la casi imposibilidad de acercarte a hojear un libro tranquilamente… Y cada vez que voy, veo a los autores (los best sellers, no; los otros), sudorosos y con cara de “no viene a verme ni el Tato” aguantando la que cae en Madrid en época de feria y, bueno, ya sabes, se me empiezan a ocurrir cien maneras más efectivas de usar mi tiempo, empezando por echarme en el sofá a leer un buen libro.

IMG_0688
Chinchón. ¡Los carteles están hechos de pan! ¡Ñam!

 

Durante este tiempo he tenido algunas ocasiones de participar como autora, que decliné. Incluso en 2014 estuve a punto de participar en la FLM, pero la librería, como es lógico, había reservado los fines de semana para autores taquilleros y solo tenía huecos en días laborales. Sucede que tengo que ver muy clara la conveniencia de interrumpir mi programación de diario (¡el ritmo es fundamental!)  con actividades que me obligan a salir del estudio, y la verdad, en este caso, la sola idea me provocaba dolor de cabeza. Total, que les agradecí la gentileza y volví a declinar. Si una idea me incomoda, si no me motiva o no dispara mi lado creativo de alguna manera, la descarto. ¿Para qué luchar contra la resistencia ante algo cuando puedo emplear esa energía para sacar adelante proyectos que me ilusionan, que esperan en el cajón a que mis manos se liberen un poco y les toque el turno? Las cosas llegan cuando tienen que llegar. O no llegan.

En este caso, llegó. A finales del año pasado, leyendo un artículo (de un ‘indie’ norteamericano que sigo habitualmente) sobre autoedición y las actividades en las que a un autor independiente no le interesa involucrarse, me llamó la atención encontrar dos exclusiones claras: los eventos y las ferias. Suelo coincidir bastante con sus opiniones, pero concretamente en descartar los eventos, no. Al no haber asistido a ninguna feria, ese punto quedaba por ver. Pensé que estaría bien probar, tener experiencia de primera mano y luego hacer una valoración. Y ahí quedó; en mi lista mental de futuros “quizás”.

En abril de este año, la dueña de la Librería Charada, a quien conocí en el I Encuentro Erótico-Romántico de Aldea del Fresno, tuvo la deferencia de invitarme a firmar en su carpa en la Feria del Libro de Chinchón. Pocos días después, la autora y organizadora de los Encuentros RA, Merche Diolch, también me lo propuso, y la idea prendió. Estaría junto a otras dos escritoras y además, por tratarse de la feria de un pueblo de la Comunidad, el ambiente sería mucho más relajado. Ideal para un primer contacto.

Y la verdad es que me lo pasé muy bien. A ver, no te hagas ilusiones; sigue siendo una de esas actividades para las que tengo que ponerme el chip (pero bien puesto, además) y que consiguen dejarme molida, pero mi lista de positivos es inesperadamente amplia. A continuación recojo algunos.

El primer positivo, sin lugar a dudas, viene de haber tenido la posibilidad de interactuar con gente emprendedora: Esther y Juanjo, los dueños de Librería Charada; Merche y Mar; Susana, una editora que conocí en la feria; la autora Silvia Añover, que escribe libros para niños y me dejó alucinada con la forma que ha ideado para darse a conocer… Incluso aunque no se trate de organizar proyectos en común, cuando te rodeas de gente pujante -o como decimos por aquí, “echada pa’lante”- tu mente se pone en modo creativo y la mía, que no necesita muchos estímulos para volar, pilotaba una nave intergaláctica. ¡No podía pararla!

IMG_0702
De izq. a der. Mar Vaquerizo, Merche Diolch y los libreros, Esther y Juanjo, de Librería Charada.

 

Otro positivo tiene que ver con el aprendizaje. Observas a la librera, ves cuándo y cómo interviene, piensas en cómo lo harías tú… y entonces, tu propia función en la caseta/carpa empieza a tener sentido. Las cosas empiezan a cuadrar. Es que hay una gran diferencia entre la firma en ferias de un escritor conocido (de los que tienen filas de lectores esperando su autógrafo) y la del resto de autores. En el primer caso no hay necesidad de labor comercial porque su presencia allí es suficiente reclamo, pero ¿y en el segundo, cuando la gente que se acerca a la caseta te toma por la librera porque no tiene la menor idea de quién eres?  En este caso, debe haberla. Y es el autor quien tiene que hacerla, porque quién más cualificado para presentarse y hablar de su libro que el propio autor. ¡Menudo descubrimiento! Es un papel activo, no pasivo como llevo viendo los últimos cuatro años en la FLM. Y dado que soy una persona de acción, este enfoque sí que me va. Fue darme cuenta de esto y empezar a idear formas eficaces de participar que pienso poner en práctica en futuras ferias.

 

IMG_0703
Mar, Merche, Esther y yo.

 

Otro gran positivo fueron las risas y la charla distendida. Ya no recordaba la última vez que estuve tanto rato con compañeras de profesión y/o libreros conversando de las vacas que vuelan (jajaja vale, es un decir) y realmente me sentó fenomenal.

El momento anécdota tuvo lugar cada vez que los burritos recorrían la plaza. ¿Qué a qué burritos me refiero? A estos:

IMG_0691
Burrito va, burrito viene. Feria del Libro de Chinchón.

 

Iban paseando a los niños y levantaban polvo. Acto seguido, veías a Esther con su panza de ocho meses de embarazo salir de la carpa, plumero en mano, a “plumerear” las cubiertas de los libros que se ponían perdidas. ¡No sé las veces que la vi coger el plumero aquel día! ¡Me recordaba al personaje de la tía Betsy del libro David Copperfield, cuando corría a espantar a los asnos que se colaban en su jardín antes de que pisotearan las margaritas! Indefectiblemente, me daba la risa.

Y hasta aquí mi relato de un sábado de nuevas experiencias, mucho aprendizaje y muchas risas.

Agradecimientos especiales a Esther, de Librería Charada por invitarme a conocer su rinconcito en la Feria del Libro de Chinchón y a mi querida Merche Diolch, por su permanente apoyo y cariño, y por no cejar en sus intentos de “arrastrarme a que se me vea más”:P