Acerca de patriciasutherland

Además de escribir novela romántica y leer, adoro la música. Me gusta el jazz, el r&b y últimamente, el country moderno. Encontrarás más información sobre mí, en la pestaña correspondiente de mi blog.

El VII Encuentro RA (¡y yo!) en los medios.

El periódico nacional El Mundo se hace eco del VII Encuentro RA en su edición digital del 19 de febrero.

 

doscientas_escritoras

De izq. a der: Merche Diolch, Patricia Sutherland, Raquel G. Estruch, Mar Vaquerizo, Mara Soret y María José Tirado.

Cuando me tomaron la foto no sabía para qué era. Me enteré después y si te digo la verdad, supuse que sería una de varias de las que luego escoger a la hora de montar el artículo. Imagínate mi cara al verme allí, retratada para la posteridad.

Sorpresas aparte, creo que es importante que un periódico conocido como El Mundo dedique un espacio a hablar del VII Encuentro RA. Es una crónica breve, de acuerdo, pero recoge la noticia con imágenes y datos sin caer en los tópicos de siempre, entiéndase por “siempre” las pocas veces que se habla del género en los medios. A mí, personalmente, me parece un avance, así que…

Enhorabuena a la Organización RA por seguir martilleando el clavo incansablemente: poquito a poco se va haciendo camino. Y a nivel personal, gracias por darme la oportunidad de decirle a mis amigos “¡salgo en el periódico!” ;)

Pincha aquí para leer la crónica.


¿Sabías que desde 2007 edito un boletín mensual? Si te gusta cómo escribo y te interesa saber en qué nuevos proyectos trabajo, te lo recomiendo. Leerás extractos de mis novelas, conocerás a mis nuevos personajes, mis próximos lanzamientos, las promociones y concursos internacionales que organizo y… ¡mucho más! Se llama Románticas y es gratuito. Estás invitadísima, ¿te apuntas? Además, si te suscribes y por tiempo limitado…

xJR00_ANUNCIO_1.png.pagespeed.ic.Un7UizdNp3


 

VII Encuentro RA: mis impresiones y algunas imágenes.

Hace tiempo que dejé de hacer crónicas de los eventos a los que asisto, pero, de tanto en tanto, me gusta tirar de mi libreta mental y compartir por aquí algunas pinceladas de lo que me dejó la experiencia. Hoy le toca al VII Encuentro RA que se celebró en Madrid el pasado fin de semana, y estas son mis impresiones sobre las mesas/presentaciones que formaron parte del programa del sábado.

1ª Mesa: “¿Comunicamos?”. Fabián Vázquez, Raquel G. Estruch, Regina Roman. Moderadora: Patricia Lauder.

mesa-1

El debate giró en torno a los medios que utilizan los autores para dar a conocer sus libros y estar en contacto con sus lectores, cuestionando si realmente hay “comunicación” o solo promoción. Tocó temas interesantes como el uso de las rees sociales y la conveniencia de que los autores tengan una web o un blog con información actualizada acerca de su trayectoria y sus libros, independientemente de que además estén en las RR.SS.

Tengo predilección por estos temas, así que disfruté muchísimo de la mesa. En general, estoy de acuerdo con lo que se dijo. Muy interesantes los “tips” para Facebook que ofrecieron Raquel y Regina y, por supuesto, un diez en salero para las dos. Me pareció especialmente importante el consejo de que los autores tengan una web con bio actualizada e información de todas sus obras. En mi opinión es lo que debe ir primero, antes de Facebook, Twitter, Instagram o la red social de moda. Tengo una web además de este blog -ambos con dominio propio- desde el año 2007, y me sigue asombrando la cantidad de autores con presencia activa en las RR.SS. que no tienen su hogar en Internet, uno al que puedan dirigirse los distintos medios y los lectores interesados en busca de información. Personalmente, es lo primero que miro cuando doy con una nueva posible lectura de un autor que no conozco, y que me facilite la búsqueda de información o no, también cuenta a la hora de decidir comprar su libro.

A destacar: la intervención de Fabián Vázquez, creo que al ser editor y autor ofreció una visión del tema más “redonda”.

2ª Mesa: Estilismos en la novela romántica. Silvia C. Carballo, Cristina Rodríguez, Sara Brun.

mesa-2

Esta era una de esas mesas sobre la que me surgieron dudas al verla en el programa. Lees “estilismos” y la mente se te va a la novela histórica, que si me sigues sabes que no es uno de mis géneros favoritos, así que admito que tenía ciertas reticencias. Al final, no solo pasé un buen rato, sino que me llevé para casa un par de datos útiles en relación a la ropa, la caracterización y los estados de ánimo, que pienso utilizar con mis personajes.

A destacar: lo bien que “comunica” Cristina Rodríguez (¡y cuánto nos queda a los autores por aprender en este sentido!).

3ª Mesa: La Voz de los Lectores. Carmen Martínez, Estela Lady Mosaico, Soraya Marín, Patricia Marín (Patty C. Marín) y Patricia Rosales. Moderadora: Anabel Botella.

mesa-3

Una mesa necesaria que me encantó ver que formaba parte del programa. Adoran el género y no tienen reparos en decir por qué les gusta y lo que buscan en él: entretenerse, evadirse de sus problemas cotidianos, ponerse en la piel de los protagonistas y vivir y sufrir con ellos. Así de simple ¡y así de genial!

A destacar: la frescura y la espontaneidad de las lectoras. Para mí fue una bocanada de aire fresco.

Apunte personal: me habría gustado que todas las componentes de la mesa fueran solo lectoras. Por dos razones: primero porque creo que un escritor no lee de la misma manera que un “solo lector”, especialmente si ya ha publicado. Su opinión está inevitablemente condicionada por lo que sabe (técnica y comercialmente hablando) y, por otra parte, también es complicado que siendo autor, no salga a relucir su experiencia como escritor. Lo que hacemos nos apasiona, nos envuelve, nos enamora. Resistirse a compartirlo es casi casi imposible. Aclaro que, a pesar de todo, estuvo bien la intervención de Patty: es desenfadada y amena, además de una gran lectora del género.

4ª Mesa: Más allá de la escritura. Paloma Sánchez Guernica.

mesa-4

Otra de esas mesas que, como la de Luz Gabás hace dos años, te sorprenden y te enseñan cosas nuevas.

Tuve un momento “¡eureka!” cuando habló de sus primeras impresiones al ver la adaptación para la televisión de su novela, cómo empezó a preocuparse por partes que en su opinión eran importantes y no aparecían en la serie televisiva. Entonces, se recordó que un libro y una adaptación al cine o a la televisión son dos productos diferentes, dirigidos a mercados diferentes. En efecto, son dos cosas distintas y, sin embargo, hasta que lo dijo no se me había ocurrido pensar en el tema de esa forma. Ahora cuando vaya al cine a ver una adaptación, lo haré con la mente abierta y sin expectativas de encontrar la novela recogida fielmente en lo que veo. Seguro que, incluso, alguna adaptación acaba sorprendiéndome.

A destacar: la sencillez y la disposición de la autora a la hora de hablar de su faceta de escritora. Sus dudas, sus momentos bajos, sus momentos mágicos… Lo sentí muy real, muy cercano.

♦ Presentación Pink Love. Elizabeth Da Silva, Anna Sthauros, Pilar Nieva.

pink-love

Tres autoras del género que unen esfuerzos para sacar adelante un proyecto en común: un sello editorial independiente para publicar sus novelas exclusivamente y con una forma diferente de darse a conocer. Genial.

Tienen la web en construcción así que no puedo mostrarte a qué me refiero con la palabra “diferente”, pero aunque solo fueran pinceladas, me pareció bastante innovador lo que contaban. Me encanta la idea de que escritores que tienen afinidad a nivel personal, se embarquen en proyectos profesionales conjuntos y me encanta todavía más que busquen maneras creativas de darse a conocer.

5ª Mesa. Situación actual de la novela romántica. María José Tirado, Moruena Estríngana, Carla Crespo, H.D. Cruz, Sylvia Marx, Mariah Evans. Moderación: Mar Vaquerizo.

mesa-5

Es un tema “caliente” en el mundo romántico español y me interesaba mucho escuchar qué tenían que decir. Lamentablemente, la cosa se alargó, yo tenía que marcharme y al fin, solo pude presenciar los primeros quince minutos. Me perdí parte de sus intervenciones y por supuesto, sus novedades; una pena.

No sé si luego el debate dio un giro, pero de los minutos que presencié, me quedé con la impresión de que lo que respondían estaba alejado de la realidad objetiva del género. Y por objetiva me refiero a la que va más allá de lo bien (o mal) que a los autores nos pueda ir a nivel individual. Ya me ha pasado en otros eventos cuando han salido temas similares. Simplemente, lo que les escucho decir y lo que observo en el día a día no cuadra.

Me explico:

Soy partidaria de la diversidad. Lo he dicho en reiteradas ocasiones: tener la posibilidad de elegir entre quinientas novedades cada mes siempre me parecerá mejor que solo poder elegir entre cincuenta. Como lectora, a priori, me parece una buena cosa. Como autora no puedo pasar por alto el hecho de que conseguir visibilidad para mis libros es una labor infinitamente más complicada entre quinientos otros títulos que entre cincuenta. Da igual si es una publicación editorial o de un autor independiente; este principio funciona de la misma manera para todos. Sin visibilidad, no hay (nuevos) lectores y las ventas caen en picado. Sin ventas no eres rentable para tu editorial (o no recuperamos la inversión, en el caso de los autores independientes, con todo lo que eso implica). Y ya sabemos lo que sucede cuando algo no es rentable.

Por otra parte, que las editoriales se hayan enfocado al fin en publicar el producto nacional creo que no está redundando en la carrera literaria de los autores de la manera que esperábamos: ni han mejorado las condiciones contractuales (adelantos, cesión de derechos, duración, territorios), ni la distribución (eso, cuando consiguen publicar en papel que no es lo que ocurre simpre), ni el producto en sí: hay editoriales españolas que todavía, siete años después del nacimiento de Libranda, venden ebooks sin separación entre escena y escena. O sea, mal maquetados. Me refiero a ninguna clase de separación: ni separadores gráficos, ni barras, ni siquiera un par de líneas en blanco. Empiezas el capítulo y sigues a texto corrido hasta el siguiente. ¿Te imaginas eso en un libro impreso? Pues, en un ebook la experiencia lectora es todavía peor. Todo esto, claro, sin entrar en las reclamaciones habituales de los lectores: mala (o inexistente) corrección ortográfica y de estilo, mala calidad de las traducciones, series inacabadas, etc.

Si quienes proveen la materia prima de la que viven las editoriales y con la que disfrutan los lectores no tienen mejores contratos, ni mejor distribución de sus obras, ni más apoyo editorial ni el producto final ha mejorado, entonces no estamos tan bien. Más no implica necesariamente mejor. ¿Que hasta 2006 ni siquiera se publicaba a escritoras españolas de romántica y el número de títulos foráneos que llegaban a las librerías era raquítico? Cierto. Pero desde entonces han pasado diez años. Personalmente, creo que ya lo hemos celebrado bastante.

»»»o«««

img_1157

Esto contenía “mi bolsa del RA” :)

Otro RA más, el séptimo para mí, ya que no me he perdido ninguno. Otra ocasión de volver a ver a escritoras y lectoras y compartir con ellas un ratito de charla, una foto o un abrazo. ¿Qué puedo decir? Para mí el RA siempre es una buena experiencia. Así que no puedo acabar este post sin dar las gracias a todos los que de uno u otro modo han aportado su granito de arena para que lo pasara bien y,  al Equipo RA y a su responsable, la autora Merche Diolch, un GRACIAS INMENSO por currárselo tanto, por ponerle tantísimo cariño, ilusión  y dedicación, y por hacerlo tan, tan bien a lo largo de estos siete años.

¡Nos vemos en el próximo RA!

Nota: nunca me acuerdo de hacer fotos y supongo que por eso de que “lo semejante atrae lo semejante” suelo estar con gente que tampoco se acuerda. Peeero, de tanto en tanto, se presenta la ocasión y me inmortalizan para la posteridad. Pincha aquí para ver “mis recuerdos entrañables del VII RA”.


¿Sabías que desde 2007 edito un boletín mensual? Si te gusta cómo escribo y te interesa saber en qué nuevos proyectos trabajo, te lo recomiendo. Leerás extractos de mis novelas, conocerás a mis nuevos personajes, mis próximos lanzamientos, las promociones y concursos internacionales que organizo y… ¡mucho más! Se llama Románticas y es gratuito. Estás invitadísima, ¿te apuntas? Además, si te suscribes y por tiempo limitado…

xJR00_ANUNCIO_1.png.pagespeed.ic.Un7UizdNp3


Próxima parada: VII Encuentro RA.

La autora romántica Patricia Sutherland es una de las escritoras asistentes al VII Encuentro RA que se celebra en Madrid el próximo 10 y 11 de febrero en el Auditorio Marcelino Camacho cito en c/Lope de Vega, 40.

vii-ra_mi-banner_2

Madrid, 10 y 11 de febrero de 2017.

¡Sí, lees bien! Salgo de mi cueva -perdón, de mi estudio- para asistir al evento romántico más antiguo y más importante del país, del que no me he perdido ninguna edición.

Aunque en esta ocasión no participo de ninguna mesa, estaré allí, disfrutando como una romántica más, así que si también tienes previsto asistir, no dudes en acercarte; me encantará conversar contigo un ratito ;)

Mis libros, todos ellos, estarán en el punto de venta del evento, y yo, con el boli preparado para dedicártelos. Si no asistes pero te gustaría tener alguno de mis libros firmados, puedes encargarlo a través de Libros Paraíso Romántico: lo dedicaré el día del evento y la librería se ocupará de enviártelo a casa.

¡Contando los días!

 

Comienza el Especial Jera Romance San Valentín 2017.

Banner-tematico-san-valentin

Del 1 al 8 de febrero de 2017.

Llega febrero, el mes de los enamorados, y con él, el primero de los tres especiales que organizo al año a través de mi web Jera Romance.

Por cuestiones de tiempo, no puedo hacer más de tres al año, pero te aseguro que los disfruto como una niña pequeña. Son momentos que espero con mucha ilusión porque me encanta la idea de que mis lectoras tengan la ocasión de conseguir mis libros en versión impresa, con dedicatoria personalizada y en condiciones realmente ventajosas. ¡Es como ponerle la guinda al pastel!

¿A qué me refiero por “ventajosas”?

Me refiero a poder adquirirlas en packs de 1, 2 ó 3 novelas a escoger, con grandes descuentos y entrega en 24-48 horas, dependiendo de destino. Pinta bien, ¿a que sí?

Además, siempre suelo incluir algún pack exclusivo y esta vez no será la excepción ;)

Encontrarás toda la información en este enlace:

Especial Jera Romance San Valentín 2017

Solo hasta la medianoche, hora española, del 8 de febrero.

¡No te lo pierdas porque realmente merece la pena!

Serie Sintonías, en promoción Kindle.

El Pack Sintonías, tres novelas románticas en un solo ebook está en promoción especial en Amazon a  3,99. Hoy y mañana, solamente.

Así que si aún no conoces a los Brady, si aún no has tenido ocasión de hincarle el diente a esta serie romántica que también habla de valores, de familia, de amistad y de segundas oportunidades, no dejes escapar esta promoción.

Bombón, Primer amor y Amigos del alma, tres historias de amor que te cautivarán. Garantizado.

Pack Sintonías

Pack Sintonías. 3 novelas en 1 solo ebook.

¡Cómpralo ya!

Amazon.es   Amazon.com


Y tú, ¿cuántos libros lees… a la vez?

libros2

Hoy: Y tú, ¿cuántos libros lees… a la vez?

No me he equivocado de pregunta y aunque de primeras pueda resultarte extraña, quizás te pase como a mí y acabes descubriendo algo nuevo acerca de tus hábitos de lectura. Algo en lo que, sencillamente, nunca te habías parado a pensar.

Soy escritora así que la lectura siempre ha tenido un lugar importante en mi vida. Es lógico; no conozco a ningún escritor que no sea un gran lector. En mi caso, comenzó como una afición muy temprana que con el paso del tiempo fue convirtiéndose en una necesidad. Por esto me refiero a que del mismo modo que no soy capaz de estar un día sin escribir, tampoco paso un día sin leer. Soy de las que se resisten a irse a dormir si no han caído cinco o seis páginas, como mínimo. Hasta aquí, todo (más o menos) normal; posiblemente te identifiques con lo que digo.

Pero resulta que hace unos meses descubrí que, a diferencia de la mayoría de las personas que conozco, yo nunca tengo un solo libro en proceso de lectura, sino varios. ¿Que cómo lo descubrí? Gracias al comentario de uno de mis contactos en Facebook que también tiene este hábito y lo compartió en la red social. Imagínate, mis ojos se quedaron clavados en ese puñado de líneas que me estaban descubriendo América. Fue muy raro eso de averiguar algo sobre mí a través de las experiencias de otra persona.

Sin embargo, así es como leo y lo es desde hace mucho tiempo. Recuerdo como si fuera hoy la cara de mi madre al ver la cantidad de libros que ponía en la maleta cuando salíamos de vacaciones. Entonces, claro, no existían los lectores digitales. ¡Si eras un ratón de biblioteca, el dolor de espalda lo tenías asegurado! Y sí, a mí también la pila me parecía grande, pero aunque por aquel entonces no fuera consciente de mi hábito, interiormente tenía la certeza de que no sobraba ningún libro de los que había en la maleta.

librosNo recuerdo exactamente cuánto leía entonces aunque sí me acuerdo de que leía muchísima ficción. Imagino que sería para compensar todo lo que me tocaba “empollar” en el colegio. Ahora, lo habitual es que tenga cuatro libros en proceso de lectura al mismo tiempo: tres de no ficción y uno de ficción. La semana pasada, por ejemplo, estaba acabando de leer “Nadie lo ha visto”, un novela negra de Mari Jungstedt y alternaba su lectura con dos libros sobre marketing (bastante menos aburridos de lo que pensaba que serían) y con la relectura de “Why We Love” (“Por qué amamos”), de la antropóloga norteamericana Helen Fisher. ¿Y no te pierdes con tanto libro?, dirás. Para nada. Es más, yo creo que ir alternando lecturas me ayuda a mantener la atención porque no le doy a mi mente tiempo para ponerse demasiado cómoda (¡que igual se duerme!).

¿Te cuento qué otras cosas averigüé sobre mis hábitos de lectura después del GRAN descubrimiento? Vamos allá.

  1. Leo más no ficción que ficción porque a) soy muy curiosa a nivel intelectual y b) porque leer siempre ha sido mi forma de aprendizaje preferida: si me das a elegir entre un profesor y un libro, escojo el libro.
  2. Intercalo historias de ficción (además de porque me gusta) porque he descubierto que es la única forma de hacer que mi cabeza pare: me abstraigo en la historia que el autor me está contando y así despisto a la mitad preguntona de mi cerebro durante un rato. ¡Cada cual tiene su técnica!
  3. Cuando se trata de un libro de no ficción, suelo pasearme por los capítulos y, a menudo, escojo empezar por uno cualquiera que atrapa mi interés. Después, leo el libro de principio a fin.
  4. En cambio, cuando se trata de una novela, necesito seguir el orden sin saltarme páginas ni “espiar” el final.
  5. Sea ficción o no ficción, en el momento que el libro deja de atrapar mi interés, lo abandono.

¿Y tú qué me cuentas sobre tus hábitos? ¿Compartimos alguna “peculiaridad lecturil”? Expláyate a gusto en el hilo de comentarios ;)


¿Sabías que desde 2007 edito un boletín mensual? Si te gusta cómo escribo y te interesa saber en qué nuevos proyectos trabajo, te lo recomiendo. Leerás extractos de mis novelas, conocerás a mis nuevos personajes, mis próximos lanzamientos, las promociones y concursos internacionales que organizo y… ¡mucho más! Se llama Románticas y es gratuito. Estás invitadísima, ¿te apuntas? Además, si te suscribes y por tiempo limitado…

xJR00_ANUNCIO_1.png.pagespeed.ic.Un7UizdNp3


Las “beta” de Patricia.

¿Quién me habría dicho a mí hace cinco o seis años que comenzaría el 2017 eligiendo a mis lectoras cero, o como yo las llamo: Las “beta” de Patricia? ¡Esto sí que es increíble!

lectores1

Hoy: Las “beta” de Patricia.

Y es que el proceso que me condujo hasta aquí ha sido largo. Sabía que lo sería, en parte por mí -soy una persona que nunca mueve ficha hasta que ve el panorama claro- y en parte por mi visión personal del tipo de colaboración que me interesa y espero de esta clase de lectores, que como te cuento más abajo, tardó en cristalizar.

Un lector beta (o lector cero) es alguien que lee la primera versión de una obra, la valora, la corrige (hablamos de correcciones menores porque lo que recibe es un texto que ya ha sido corregido) y aporta mejoras (a través de señalarle al autor momentos de la historia en los que su interés decayó, personajes o escenas que no acabaron de “cuadrarle”, pasajes en los que se ha perdido en la lectura, en que ésta le resultó confusa, etc).

En mi visión personal, además, es alguien que está familiarizado con mi estilo y que conoce muy bien mis historias porque las ha leído más de una vez. Es alguien que conecta con ellas y aunque las disfruta enormemente, cree que son mejorables. Y lo más importante: es alguien a quien le encantaría aportar su granito de arena para ayudarme a conseguir que sean mejores.

Y luego, como decía antes, está mi forma de hacer las cosas. No soy de las que saltan de inmediato a seguir el consejo o a probar la táctica de turno. Incluso aunque tal consejo o táctica me resulte coherente en su planteamiento y crea que puede funcionar, me gusta tomarme mi tiempo para observar el terreno de cerca, analizar si realmente funciona tan bien como parece, recabar opiniones y, en especial, oír lo que me dice mi intuición. Sí, mi intuición juega un papel fundamental porque con los años he tenido la ocasión de comprobar que cada vez que la he ignorado, las cosas no salieron bien.

lectores2Todo curso o taller de escritura  recomienda a sus alumnos que busquen activamente impresiones sobre sus manuscritos, sea a través de lectores beta o de editores externos (o de ambos). Yo he hecho dos talleres, de modo que conocía el dato. Sin embargo, descarté el primer consejo de forma instintiva. Mi intuición me decía que no siguiera ese camino y si alguien me hubiera preguntado por qué, la verdad, no habría sabido qué más responder. Me tomó tiempo descubrir la razón: no escribo romántica al uso y obtener una opinión no profesional sobre uno de mis manuscritos solo podía tener utilidad si provenía de alguien que conectara con mi forma de contar historias y me hubiera leído a fondo. O sea, de una lectora fiel. Y entonces, claro, no tenía lectoras fieles a quienes consultar… ¡Ni de ninguna clase, por cierto!

En cuanto a los editores externos, en el pasado recurrí a ellos en un par de ocasiones y no quedé del todo conforme con el resultado. Ahora me propongo repetir con un planteamiento de trabajo diferente. Es mi siguiente movimiento previsto para 2017, del que ya te hablaré cuando llegue el momento. ¡Sigue en antena!

Así que así ha empezado el año para mí, lanzando una sorpresiva propuesta a mis fieles seguidoras de Románticas y asombrándome con la buenísima acogida que la misma ha tenido. Ayer cerré la convocatoria y ahora estoy metida de lleno en la tarea de escoger a mis cuatro “betas”. Teniendo en cuenta la cantidad y calidad de las solicitudes recibidas, la cosa no va a ser sencilla.

¿Y sabes qué? Estoy nerviosa, ansiosa, ilusionada y, sobre todo, feliz. Feliz de que haya llegado este momento. Feliz de comprobar que aunque el camino de un autor independiente es por naturaleza solitario y duro, no estoy sola. Tengo la inmensa suerte de contar con una legión de personas fantásticas, que no solo me conceden el enorme privilegio de leer mis historias, valorarlas, recomendarlas…, sino que están siempre dispuestas a ofrecerme su cariño y su apoyo. Si eres una de ellas, un millón de gracias desde el fondo de mi corazón.

¡Qué camino más interesante se abre ante mí y cuánto promete 2017!


¿Sabías que desde 2007 edito un boletín mensual? Si te gusta cómo escribo y te interesa saber en qué nuevos proyectos trabajo, te lo recomiendo. Leerás extractos de mis novelas, conocerás a mis nuevos personajes, mis próximos lanzamientos, las promociones y concursos internacionales que organizo y… ¡mucho más! Se llama Románticas y es gratuito. Estás invitadísima, ¿te apuntas?  Además, si te suscribes y por tiempo limitado…

xJR00_ANUNCIO_1.png.pagespeed.ic.Un7UizdNp3