mis lecturas

Mis lecturas navideñas de 2021 ¡y hasta el año que viene!

Llega esa época que me encanta, en la que vuelvo a disponer de tiempo libre para pasarlo en familia y dedicarme a una de mis aficiones favoritas; leer.

Escoger las lecturas que me acompañarán durante mis días de descanso es todo un ritual que disfruto enormemente, a pesar de que decidirse por unos pocos entre una lista de pendientes kilométricas no es una tarea fácil. En esta ocasión, mis vacaciones serán bastante más breve de lo habitual por estas fechas y eso se refleja en el reducidísimo número de «elegidos». ¡Qué le vamos a hacer! De más está decir que pienso sumergirme de cabeza en cada uno de ellos y sacarles hasta la última gota de entretenimiento/sabiduría que pueda.

Los «elegidos» para amenizar mis vacaciones de Navidad 2021 son… Tachán, tachán 🎉🎉🎉

Cuenta conmigo (Amor y familia, 1) – Anyta Sunday

SAM:
Luke es bueno, responsable y, por fin, está de vuelta. Luke, mi vecino, mi mejor amigo y una especie de segundo padre para mi hijo. 

Por Dios, cómo lo he echado de menos. Pero mucho, muchísimo. 
Y, ahora que ha vuelto, quizá pueda ayudarme con mi nueva lista de cosas pendientes…

Nadar entre tiburones blancos.
Ponerme en forma, en plan supercachas. ¡Hacer pesas cada mañana antes de ir a trabajar! 
Salir con alguien diez años mayor.
Tontear, divertirme, no enamorarme.
Hacer algo tabú en lo que a sexo se refiere. (O volver a acostarme con alguien, sin más).

Bueno, yo soy hetero, así que Luke no tiene que ayudarme con los tres últimos puntos de la lista.
Pero… ¿y si lo hace? 

LUKE:
Estoy enamorado de Sam. Y él ni siquiera sabe que soy gay. 

Estoy jodido.


Étienne (Serie París, 1) – Emma Madden

¿Qué puedes esperar de la vida cuando la vida te lo ha dado todo?

Étienne Clermont-Tonnerre ni se lo planteaba, porque nunca se planteaba demasiadas cosas. Él, que había nacido en cuna de oro y bendecido por las hadas en todos los ámbitos de su vida, gozaba del cariño de los suyos, de talento, de belleza, de encanto, de inteligencia y, en su vida profesional, de un éxito arrasador como uno de los chefs más carismáticos de Francia.
No necesitaba nada, ni pedía nada al universo, porque era consciente de su privilegiada existencia, hasta que un buen día todo empezó a cambiar y apareció el amor verdadero, y por primera vez en su vida nada fue fácil, ni comprensible, ni soportable, ni alcanzable, porque uno no elige de quién se enamora, ni puede controlar los sentimientos, ni los tiempos, ni puede apagar el fuego que te consume por dentro.

ÉTIENNE, es el primer libro de la SERIE PARÍS de la autora Emma Madden, y cuenta la historia de un romance abrasador y único entre un chef francés casi perfecto y una chef española especialista en chocolate, que nos harán disfrutar como nunca de París, la ciudad del amor.


Supercerebro – Deepak Chopra y Rudolph E. Tanzi

Tu cerebro es, sin duda, tu mayor don. Sus cien mil millones de células nerviosas establecen más de un billón de conexiones llamadas «sinapsis», que están en un constante estado de remodelación dinámica, como si de una tormenta invisible de actividad química y eléctrica se tratara. 

Pero es posible que no estés explotando todo tu potencial. Para alcanzar la época dorada de tu cerebro, debes utilizar conectarlo con la mente para lograr dar el «salto» del cerebro cotidiano al supercerebro, que es el que nos permite sacar el máximo partido a la salud, la felicidad y el bienestar espiritual. De esa manera podrás aprovechar las soluciones supracerebrales para cuestiones tan diferentes como: 

Pérdida de memoria

Ansiedad

Crisis personal

Depresión

Longevidad

Sobrepeso

Uno de los médicos y comunicadores más reconocidos, Deepak Chopra, y Rudolph E. Tanzi, profesor de Neurología de la Universidad de Harvard, han escrito un libro apasionante para conocer a fondo todas las fases del cerebro ˗emocional, intelectual, intuitiva…˗, aprender nuevas respuestas y dar un salto cuántico en su utilización.


Ah, antes de acabar, te cuento que sigue activo hasta el 28 de diciembre inclusive el concurso que acostumbro a celebrar por estas fechas en Jera Romance. Es de ámbito internacional y el premio son dos fabulosas novelas románticas. Pincha aquí para más detalles y si te animas a apuntarte, ¡que la suerte te acompañe! 🍀🍀🍀

Y ahora sí, ha llegado la hora de colgar el teclado y desconectarme del mundo virtual. Que 2022 te traiga paz, salud, y mucho, mucho amor ❤️💙❤️ (¿Qué otra cosa esperabas de una autora romántica? 😜)

¡Felices Fiestas y hasta el año que viene!

mis lecturas recomendadas

¿Has leído Hielo, de Érika Gael? Aquí tienes mi opinión sobre ella.

Tenía esta novela en mi e-reader desde 2019. La compré poco después de su publicación el año anterior, pero mi lista de pendientes es larga y a Hielo le tocó esperar hasta mis vacaciones de verano de este año. Sabía que disfrutaría de su lectura -me gusta Érika-, pero lo que jamás imaginé es que acabaría enamorándome de la historia. Hasta el punto de estar escribiendo esta recomendación, algo que, si me sigues, sabes que es excepcional. Dejé de usar Goodreads hace mucho (detesto los spoilers y allí, a pesar de ser un reducto para lectores, están a la orden del día) y sentía la necesidad de compartir las sensaciones que me había dejado esta gran novela, así que empecé a darle vueltas al tema. 

Y aquí estoy.

Érika es la «culpable» de que haya creado una nueva sección en mi blog. Teniendo en cuenta que hace años que dejé de postear regularmente aquí por falta de tiempo, supone un enorme mérito. Y no es el único.

También es la «culpable» de que haya llegado a la última página de su novela sin peros de ninguna clase. La historia te agarra fuerte desde el principio y no te suelta. La forma en que está contada es una maravilla. Los personajes son memorables del primero al último. Y la ambientación está logradísima. Me ha gustado todo. Mejor; me ha encantado todo. Es la primera vez que me pasa y con lo difícil que soy de complacer cuando se trata de historias de ficción, yo soy la primera sorprendida.

Lo más curioso del caso es que anoche, releyendo algunos pasajes para ponerme en situación antes de escribir esta entrada, la historia me atrapó otra vez… Volví a San Petersburgo, al frío que se te mete hasta el tuétano, a los carteles en cirílico, al aroma de los vareniki de Zenya que jamás he probado…  Y me pareció incluso mejor que la primera vez que la leí. 

Aún me queda otra culpa que achacarle. La de haber logrado que me reconciliara con la narración en primera persona. Cincuenta sombras de Grey la puso de moda (¿o fue la Saga Crepúsculo?) y, desde entonces, se ha venido utilizando de forma indiscriminada; historias a las que no les va bien la primera persona, escritores que no saben usarla y la usan igual porque «está de moda», etc. He acabado hasta la coronilla de ella y, a menos que conozca de antemano al autor, no me arriesgo porque, según mi experiencia, nueve de cada diez veces no merece la pena.

Hielo es una historia que respira primera persona y Érika ha sabido convertir su narración en un absoluto deleite. Logra que la patinadora canadiense Suzanne Boucher te coja de la mano en la primera página y te sumerja en su historia de superación, de sacrificio, de pasión… Hace que estés ahí todo el tiempo, viendo el mundo a través de sus ojos de veinteañera para quien el patinaje lo es todo. 

Y luego está la historia de amor. ¡Menuda historia! Érika dice que cuando se sentó a escribir Hielo sabía que no sería una novela romántica. Con mucho amor, sí, pero no «romántica» como las lectoras del género lo entienden. De hecho, se vende en exclusiva en Amazon y su categoría allí no es Romántica sino Ficción deportiva. ¿Mi opinión? Ya quisieran muchas novelas románticas tener la intensidad que tiene Hielo sin que los protagonistas hayan necesitado pronunciar las palabras «te amo» ni una sola vez. Ni una sola vez. No hablan de amor, pero tú lo sientes. En cada mirada de Suzanne, en cada una de las infrecuentes sonrisas del protagonista masculino, el patinador ruso Nicolai  «Kolya» Tsvetkov, en el enorme esfuerzo de adaptación profesional y personal que ambos hacen, en cada retazo de su pasado que comparten… Y en todos y cada uno de los «yo no te dejo caer a ti y tú no me dejas caer a mí» que pronuncian. Una frase que, a medida que pasas las páginas, se vuelve más y más significativa.  

Es difícil extenderse hablando de esta historia sin hacer spoilers, así que lo dejaré aquí. Solo voy añadir una última cosa: Hielo es la mejor novela de su clase que ha llegado a mis manos en mucho, mucho tiempo.

Hielo, de Érika Gael.
Hielo – Érika Gael

«Mi nombre es Suzanne Boucher y nací en Canadá hace diecinueve años. Durante trece de ellos, viví y resplandecí sobre el hielo, entregada en cuerpo y alma a él. 

Hasta que en mi prometedora carrera en el patinaje se abrió una grieta tan ancha como la distancia entre Montreal y San Petersburgo.

Mi nombre es Suzanne Boucher. Ahora vivo en Rusia. Durante un año, trato de resistir bajo el hielo, sepultada por él, asfixiada por él. 

Y ese único año me cambiará para siempre, igual que la estela profunda que deja tras de sí la cuchilla al aterrizar de un triple Axel.

Mi nombre es Suzanne Boucher y esta soy yo: pasión y esfuerzo. Nostalgia y cobardía. Sueños que quizá se cumplan y sueños que quizá no. La huella de un amor. La memoria de un deporte tan devastador como hermoso».

Una novela sobre el coste de los sueños, el crecimiento personal y el paso a la madurez.


Nota de interés:

Recientemente, la autora ha publicado Los muchachos, un ebook que contiene dos relatos suyos. Los beneficios derivados de su venta irán íntegramente destinados a instituciones de la isla de La Palma, para ayudar a los afectados por la erupción volcánica de septiembre de 2021. Una bonita iniciativa con la que tú también puedes colaborar por tan solo 0,89 €.

Los muchachos – Érika Gael