1. Los moteros del MidWay, 5

Los moteros del MidWay, 5. ¡Última pareja invitada y un bocadito romántico ❤️!

Los moteros del MidWay, 5. Noticias inesperadas. Menorca. Extras Serie Moteros # 11, de Patricia Sutherland. Hoy la autora te presenta a la última pareja invitada a tomar parte en la novela y comparte contigo un bocadito de lo más romántico.

Hoy te traigo a la última pareja de la que te voy a hablar entre las participantes de LMDM-5 …

Como siempre, la advertencia de rigor: además de dar a conocer el nombre, suelo incluir un resumen de la situación romántica de la pareja en cuestión. Esto quiere decir que si no estás al día con la lectura de la serie, los spoilers serán inevitables.

Ellos son 🎉🎉🎉

¡Jaume y Anna!

Los moteros del MidWay, 5. 4º Pareja invitada: Jaume & Anna

Esta es otra pareja de la que hace tiempo que no tienes noticias y estoy segura de que te va a encantar volver a pasar tiempo junto a ellos.

Para ayudarte a que te sitúes en contexto, te recuerdo que Anna y Jaume fueron novios de jóvenes y que volvieron a encontrarse durante las primeras fiestas que Anna pasa en Menorca tras treinta años viviendo en Londres. Vuelve a surgir la chispa, pero el diagnóstico de E.L.A de Anna hace que sus circunstancias sean muy diferentes ahora y no está por la labor de permitir que esa chispa se convierta en algo más. Prefiere que sigan siendo amigos.

Pero Jaume, que está al tanto de su enfermedad aunque ella no lo sepa, ha vuelto decidido a hacer lo que sea necesario para seguir junto a ella. No está dispuesto a perderla, como hizo la primera vez, y ante tanta determinación por su parte, Anna acaba cediendo y ambos se embarcan en una relación amorosa. Una relación que cuenta con las bendiciones de toda la familia, excepto uno de sus miembros; Danny, el único hijo varón de Anna, quien no solo se opone, sino que combate a Jaume de todas las formas posibles.

Cuando los vimos por última vez, pocos días antes de la boda de Andy, Anna sufre una importante recaída en su enfermedad que pone en alerta a toda la familia. Y para gran disgusto de Danny, Jaume cierra filas en torno a ella…

«… Mientras tanto en la casa familiar de los Estellés…

Neus no ocultó su sorpresa al abrir la puerta y encontrar a Jaume al otro lado.
—Pero hombre… Te dije que dormía… —comentó, pero enseguida se acercó a depositar los consabidos dos besos en las mejillas del constructor de barcos tras lo cual se hizo a un lado para dejarlo entrar.
Él venía con sus pintas deportivas elegantes y todavía traía el cabello húmedo, lo cual sumado al bolso de manos que portaba, le indicó a Neus que venía de su casa equipado para quedarse.
—Y yo te respondí que vendría igual…
—Anna se va a enfadar. Nos ha reñido a todos, empezando por su hija, para que te dejáramos en paz y pudieras acabar con ese pedido. Menos mal que su médico chino le puso esas agujas mágicas y la hizo dormir como un lirón toda la tarde, que si no… ¡Menudo rapapolvo[1], chico!
Jaume le ofreció una sonrisa.
—¿Y tú te lo has tragado? —Sacudió la cabeza—. Tu hermana tiene tantas ganas de verme como yo de verla ella. No te preocupes que ni se va a enfadar ni va a reñir a nadie.
Neus sonrió. Siguió a Jaume mientras él atravesaba el patio, el salón y finalmente alcanzaba la habitación de Anna donde ella hojeaba una revista, guardando cama tal y como el médico le había indicado. La expresión de su rostro cambió completamente al verlo. Ella dejó caer la revista y, simplemente, extendió los brazos hacía él.
—Ay, Jaume, qué suerte que estés aquí… —murmuró, acurrucándose contra el pecho masculino y dejándose acunar por él.
—¿Dónde iba a estar, tonta? Lamento no haber podido llegar antes, pero ya estoy aquí y no pienso marcharme —dijo, señalándole con un dedo el bolso que acababa de dejar junto a la cama—. Y no se te ocurra intentar hacerme cambiar de idea, ni soltarme alguna de tu larga lista de excusas por las cuales no es bueno que yo me quede a dormir en tu casa porque, señorita, me voy a quedar igual.
Los ojos de Anna recorrieron amorosamente el rostro masculino. Por supuesto, no pensaba hacer nada de eso. Al contrario, estaba agradecida de que él fuera tan bueno leyéndole la mente, ya que eso era justamente lo que necesitaba; lo necesitaba a él. De otra forma, no estaba segura de ser capaz de soportar la situación.
—Mira que puedo llamar a la policía… —repuso ella con un esbozo de sonrisa.
—Preciosa mía, como si decides llamar a los GEO, a los legionarios y a quien te dé la gana. De aquí no pienso moverme —tras lo cual, olvidándose por completo de que Neus continuaba junto al quicio de la puerta, se inclinó sobre Anna y la besó largamente.
De buen grado, Neus se habría quedado allí durante un rato, contemplándolos. La verdad era que le encantaba que su hermana mantuviera una relación tan bonita con alguien que había sido tan importante en su juventud. Hacían buena pareja y él se había ocupado de demostrarle a todos que no era un hombre que tropezara dos veces con la misma piedra; esta vez nada lo apartaría de ella. Ni a ella de él. A regañadientes, dejó de deleitarse en esa visión tan tierna para permitirles estar a solas. Regresó al salón justo en el momento en el que su hermana y su sobrino volvían de dar un paseo con la pequeña Luz.
—¿Cómo está Anna? —quiso saber Roser.
—Ahora, estupenda; acaba de llegar Jaume —repuso Neus al tiempo que tomaba en brazos a la niña y empezaba jugar con ella—. ¿Cómo tratan hoy los dientes a mi niña favorita? ¡Uy, pero si ya casi asoman dos dientecitos, Luz! ¡Pobre, cómo debe dolerte!
—¿Ese ya está aquí otra vez? —se quejó Danny
Neus miró a su sobrino. El muchacho ya se había puesto verde de rabia y ni siquiera tenía el constructor de barcos a la vista. La cosa iba mejorando.
—¿Sabes, sobrino? Empieza a ser hora de que dejes de mirarlo tan mal. Es un buen hombre y, además, tu madre lo adora. No seas tan egoísta, Danny.
—Vaya, Neus, te has convertido en mí y yo sin enterarme… —comentó Roser asombrada de oír a su hermana reprender al muchacho.
—Sí, todo lo que tú digas, pero es un pesado —repuso Danny, alejándose del salón—. ¿Es que no tiene su casa que siempre tiene que estar metido aquí?
—¡Golpea la puerta antes de entrar! —le dijo en voz alta y haciéndole un guiño a su hermana, añadió—: No sea que acabe llevándose otro disgusto…
Pero lo que Danny acabó llevándose fue una sorpresa, ya que al girar en el pasillo para dirigirse a la habitación de su madre, se encontró con ella de frente; venía en brazos de Jaume quien la conducía al salón.
—Tiene que estar en la cama… —atinó a decir el muchacho.
—¡Hola, cariño! —lo saludó su madre, estirando una mano para que Danny la tomara. Algo de lo que él, completamente atento a lo que hacía aquel tipo que le caía fatal, no se percató.
—No te preocupes, Danny. Tu madre está bien… —repuso Jaume que ni siquiera se detuvo. Pasó a su lado y una vez en el salón, depositó a Anna suavemente sobre el sofá de tres plazas al tiempo que empezaba a dar indicaciones.
—Habría que subir un poco la temperatura, Neus. Aquí está demasiado fresco. ¿Traes sus almohadas, Danny, por favor?
Las hermanas se miraron dudosas, pero al ver la expresión complacida de la enferma, Neus fue la primera en mostrar su acuerdo con una sonrisa. Roser, sin embargo, no lo tenía tan claro.
—¿Es buena idea tenerla aquí? —preguntó—. El médico ha dicho que debe descansar y si la ponemos en el centro de la reunión, hará de todo menos descansar.
Jaume acarició la mejilla de Anna suavemente
—¿Estás cómoda?
Ella se arrellanó en el sofá buscando una buena postura. Al fin, asintió con la cabeza.
—No te preocupes, mujer —le dijo Jaume a Roser—. Ha dormido toda la tarde y buena parte de la mañana, ha comido bien, ha sido una buena chica y como premio, cenará tranquilamente en su sofá, rodeada de su familia, que es la mejor medicina, ¿verdad, preciosa?
—Sí, por favor… Creo que duermo tanto de pura frustración. Odio estar en cama, no poder moverme cuando hay tanto que hacer. Y ya no hablemos de perderme estos días tan importantes para Andy…
—Lo sé, preciosa, lo sé. Paso a paso, ¿vale?
Danny regresó al salón con dos almohadas y una manta ligera y se las entregó a Jaume con brusquedad. A continuación, colándose en el mínimo espacio que había entre él y el sofá, abrazó a Anna.
—¿Cómo estás, mami? ¿Y el dolor?
Ella despeinó cariñosamente la cabeza de su hijo.
—Estoy mejor, Danny. Gracias, hijo. Y no te preocupes, ¿eh? No pasa nada.
—¿En serio? ¿No nos mientes?
La preocupación patente en la mirada de su hijo le estrujó el corazón. Lo atrajo hacia ella con ternura hasta que el muchacho apoyó la cabeza en su pecho y continuó acariciando su cabello.
—No, cariño, claro que no. Es solo que me pasé de lista y mi cuerpo me recordó que ya no estoy para esos trotes… Pero ya verás que con unos días de reposo, quedaré como nueva. —Mentía, por supuesto que mentía. Sabía que esta vez ni todo el descanso del mundo la dejaría como nueva. Apenas podía llegar de la cama al baño sobre sus dos piernas sin asirse de lo que encontraba a su paso. Apenas podía sostener el vaso de agua para tomar sus medicinas…
Poco después, todos se acomodaron en torno a ella, volvieron las conversaciones y las risas, y la vida volvió a ser para Anna algo lejanamente parecido a la normalidad.
Una normalidad que, sabía, ya no regresaría. …»

Momentos Especiales – Dylan & Andy.
Capítulo 7 (fragmento)


¿Qué tal sigue la relación ahora? ¿Cómo está Anna? ¿Danny sigue haciéndole la guerra a Jaume o al fin ha comprendido que la quiere de verdad y que esta vez ha venido para quedarse?

Si te has encariñado de esta pareja tanto como yo, vas a disfrutar muchísimo de lo que verás suceder en Los moteros del MidWay 5. Noticias inesperadas. Menorca.

Como apunte final, que sepas que, aunque te he presentado a cuatro parejas, no son las únicas que verás. Me he guardado una sorpresa que vale doble porque, desde ya puedo decirte, que NO te la esperas. Y como se suele decir, «hasta aquí puedo leer» 😜

El viernes 30 de julio llega a todas las plataformas y tiendas online, la que será la última novela de la Serie Moteros protagonizada por mi motero favorito, el irlandés Dylan Mitchell, y su chica, Andy Avery, y he pensado que estaría bien abrir el telón y dejarte saborear un poquito de esta nueva historia. ¿Qué te parece la idea?

Pincha el botón que hay a continuación ¡y buenísima lectura! 🧡


A LA venta en…

Amazon ES | Otras Amazon | Apple Books | Barnes & Noble (Nook)

GooglePlay | Kobo | Smashwords

¡Que disfrutes mucho de la lectura y gracias, como siempre, por acompañarme en esta aventura!


3. Lola, Promociones

¿Quieres leer a Patricia Sutherland? ¡Comienza el 2º concurso internacional!

Comienza el 2º concurso internacional de la campaña «Estas vacaciones quiero leer a Patricia Sutherland» que la autora organiza por estas fechas todos los años.

Es una época que espero con muchas ganas porque es cuando mi agenda se despeja un poco y puedo dedicarme a aportar mi granito de arena a un objetivo importantísimo para mí; que me leas.

Así que si lees novela romántica y te gustaría «catar» mi estilo a la hora de contar historias de amor (¡o repetir, si ya me has catado!), sigue leyendo porque lo que viene a continuación podría interesarte.

Bajo el lema de mi campaña anual «Estas vacaciones quiero leer a Patricia Sutherland» hoy te traigo el segundo concurso de ámbito internacional. Esta vez está dedicado al motero Dylan Mitchell para celebrar que este mes verá la luz la última novela protagonizada por él. Y a través de este concurso podrá concursar para ganar un ejemplar impreso y dedicado (o digital, si lo prefieres) de la novela de mi Serie Moteros con la que se dio a conocer como protagonista, cautivando un montón de corazones; Lola, Serie Moteros 3.

¿Qué te parece hasta aquí? Fenomenal, ¿a que sí? En tal caso, te invito a seguir leyendo.

El concurso estará activo hasta el 31 de julio inclusive y podrás inscribirte en el enlace que te dejo a continuación, donde además podrás consultar toda la información relativa al mismo.

¿Te apuntas, a ver si la suerte te sonríe? ¡Espero que te animes! ❤️

Novela romántica en español, Promociones

¡Ya está aquí el Especial Jera Romance Feria del libro 2020!

En Jera Romance vuelve a ser época de “Especiales” con el segundo de los tres que organizo cada año a través de mi web; el Especial Jera Romance Feria del Libro.

Banner-tematico-dia-del-libro-small_jr

¡Síiiii, es tiempo de “más bocaditos románticos por menos euros” 😊

Este año, nuevamente, están disponibles tanto en formato impreso como en formato digital, en condiciones realmente ventajosas.

¿A qué me refiero por “ventajosas”?

Me refiero a poder adquirirlas en packs de 1, 2 ó 3 novelas a escoger, con grandes descuentos y entrega en 24-48 horas, dependiendo del destino. Pinta bien, ¿a que sí?

Encontrarás toda la información en este enlace:

Especial Jera Romance Feria del Libro 2020

Solo hasta el 3 de junio a medianoche. ¡Aprovecha!

 

 


¿Sabías que desde 2007 edito un boletín mensual? Si te gusta cómo escribo y te interesa saber en qué nuevos proyectos trabajo, te lo recomiendo. Leerás extractos de mis novelas, conocerás a mis nuevos personajes, mis próximos lanzamientos, las promociones y concursos internacionales que organizo y… mucho más. Se llama Románticas y es gratuito. Estás invitadísima, ¿te apuntas? Además, si te suscribes y por tiempo limitado…

xJR00_ANUNCIO_1.png.pagespeed.ic.Un7UizdNp3


1. Princesa, 2. Harley R., Promociones

PROMO. Harley R. (Serie Moteros 2) en la promoción Kindle Flash España.

Harley R., Serie Moteros 2 ha sido seleccionado para formar parte de la promoción Kindle Flash España de hoy, así que esta tu ocasión de conocer al “motero demonio”, un personaje que ha enamorado a las lectoras y que ha conseguido lo que ni siquiera yo imaginaba; convertirse en un serio contrincante del yogurín Dakota, la estrella de la serie.

Ganadora del II Premio Pasión por la Novela Romántica 2013

Nominada al Premio Rosa Romántica’S 2014

Nominada a los Premios RNR 2014

harley_225x332

 

¡Pincha aquí para aprovechar esta promo!

“Mi puntuación: Memorable. ¿Por qué esa puntuación? Me ha gustado incluso más que Princesa. En este caso, los personajes tienen una gran carga emocional a sus espaldas y, aunque Evel (que es realmente achuchable y un hombre absolutamente perfecto) está enamorado de ella desde el primer momento, ella al principio ni se fija en él. De modo que su relación avanza de forma pausada, realista y muy tierna. Se aprecia cómo el amor (y la pasión) surge poco a poco, cosa que no abunda en las novelas románticas, sea cual sea su subgénero…”. Déborah Muñoz. Blog Escriboleo.

 

Para Abby nunca ha habido nadie más que Dakota, un motero con el que sueña despierta desde que iban al parvulario, pero ahora sabe que sus sueños nunca se harán realidad porque él no está enamorado de ella, sino de Tess, su hermana mayor.

Prendada de un hombre que el destino ha querido convertir en su cuñado, sintiéndose traicionada por su propia hermana y dolida con su familia que parece haberse puesto de su parte, Abby se precipita al vacío de la depresión, un abismo del que, haga lo haga, no consigue salir.

Cuando aquella mañana, sin saber cómo, amanece en la cama de Evel, el mejor amigo de Dakota, Abby comprende que ya no puede caer más bajo. Ha tocado fondo y aquello es el fin.

Pero todo fin lleva implícito otro principio.

Este nuevo comienzo la introducirá en el fascinante mundo de los amantes de las motos y el tuneo, donde descubrirá su auténtico talento, y allí, entre piezas de recambio y aceite para motores, tendrá la ocasión de conocer al verdadero Evel, un hombre afectuoso e intuitivo cuya generosidad marcará la vida de Abby de forma definitiva.

Un hombre tan cautivador como precavido a la hora de entregar su corazón a una mujer con quien Abby descubrirá, en circunstancias difíciles, que tiene más cosas en común aparte de la pasión por el arte, las motos y el chocolate…

Harley R., una novela de Patricia Sutherland sobre el amor después del desamor y las segundas oportunidades.

❤️❤️❤️

Por cierto, si no has tenido ocasión de conocer a Dakota, te comento que Princesa también está en promoción a solo 1,99 €. ¡Las dos primeras novelas de la Serie Moteros por menos de 3€! No está nada mal, ¿eh? 😜

 

Pincha aquí para adquirir Harley R. (Serie Moteros # 2).

Pincha aquí para adquirir Princesa (Serie Moteros # 1).

¡Si aprovechas la promo, buena lectura! 😜

 

Batiburrillo, Promociones

Un concurso para celebrar la semana del libro.

¿Sabías que desde el 23 de abril está abierto un concurso de ámbito internacional en mi web, Jera Romance? En esta entrada te lo cuento.

Me encanta organizar concursos, me parece una forma ideal de recompensar a mis actuales lectoras por su fidelidad y de ofrecer a aquellas que todavía no me han leído la posibilidad de “catarme” con un libro de regalo. Antes, raro era el mes que alguno de mis libros no estaba involucrado en algún concurso, fuera organizado por mí o coordinado con algún blog. ¡Qué tiempos aquellos en los que tenía tiempo para dedicar a este tipo de actividades! Ahora, fuera de mi boletín Románticas donde hay uno cada mes, son muy esporádicas mis incursiones en este territorio.

Esta es una de esas raras ocasiones, así que ¡aprovecha! ;)

semanalibro
Concurso Int’l Serie Moteros – Semana del libro 2018

 

Premio: 1 ejemplar de cualquiera de las novelas integrantes de mi Serie Moteros, a elección de la ganadora.

Ámbito: internacional.

Duración del concurso: del 23 de abril al 7 de mayo de 2018, inclusive.

Requisitos y demás información: en la página del concurso.

¡Pincha aquí para apuntarte y que la suerte te acompañe!

 

3. Lola, Extractos románticos

Un bocadito romántico para celebrar el comienzo del verano

 

postverano1

¡Ya está aquí el veranito! Época de vacaciones, días largos y noches de música en las festividades locales que se celebran en los distintos pueblos de España durante estas fechas… Y cómo no, de tumbona, refresco y un buen libro, si es romántico mejor ;)
Así las cosas he pensado que por qué no celebrarlo regalándote un bocadito bien romántico. A ver qué te parece este:

Dylan siguió la jugada con interés desde su ubicación, junto a la ventana próxima a la puerta que hacía esquina, donde conversaba con Markus y sus amigos. Los había conocido en el Ace-Café hacía un tiempo y, por lo visto, les había vendido tan bien las bondades del bar de Dakota y Evel que era la segunda vez que se pasaban por allí aquella semana. Notó que Conor parecía que se dedicaba a su cerveza, pero continuaba atento a Andy. No le perdía pisada. Era la típica mirada de un tío que busca la ocasión de volver a intentarlo y como sabía de sobra cuáles eran sus sentimientos por ella, también sabía que, aunque ese round hubiera acabado a favor de Andy, todavía quedaba mucho combate por delante. Mucho, porque ella era durísima de pelar. Su juventud y su risa fácil comunicaban una imagen que distaba kilómetros de la verdadera personalidad de Andy. Antes lo intuía; ahora lo sabía de primera mano.
La atención del irlandés regresó a la camarera justo cuando ella hacía lo mismo. Andy le obsequió una sonrisa a la que él respondió con un guiño y cada cual siguió a lo que estaba antes. No era la primera mirada ni la primera sonrisa que intercambiaban aquella tarde. Si de Dylan hubiera dependido, se habría acomodado en un hueco de la barra como hacía siempre. En lo que a él concernía, eran adultos y libres, muy dueños de hacer lo que les viniera en gana. Además de que no en vano todo el mundo lo tenía por un pasota; francamente, le importaba un carajo lo que pensaran los demás. Pero lo último que quería era perjudicarla. Había tenido la ocasión de comprobar que su vida era ya bastante complicada sin añadir cotilleos ni escenitas estúpidas por parte del imberbe del que Andy estaba enamorada, aunque la mayor parte del tiempo quisiera zurrarlo.
Además, estaba la cuestión de la química que había entre los dos. Toda una cuestión que tenía a Dylan en vilo desde hacía cuatro días, con una erección en ciernes, preparada para la batalla a la menor insinuación real o imaginaria. Precisamente por eso, prefería dejar que fuera Andy quien tomara la iniciativa. Para ir sobre seguro. Ya que era ella quien verdaderamente tenía algo en juego, que fuera libre de escoger, de decidir su siguiente movimiento.
Y en eso, justamente, estaba pensando Andy.

   Dylan no se dio cuenta de que la tenía detrás hasta que sintió que le acariciaba la parte baja de la espalda, algo más que un roce que fue del riñón derecho al riñón izquierdo, como quien acaricia al pasar. Era su mano. Era su forma de acariciar, sugerente pero nada intrusiva, con los dedos bien abiertos anunciando su presencia con postverano2suavidad.
Todo ocurrió en un segundo.
Dylan tomó nota rápida de qué hacían sus compañeros de grupo y comprobó que sus ojos estaban pegados a la gran pantalla de plasma que proyectaba imágenes de la última carrera del mundial de motociclismo. Acto seguido, controló a Conor. Él conversaba con Ike y en aquel preciso instante, tampoco prestaba atención, pero el irlandés sabía que no duraría mucho, que sus ojos pronto volverían a buscar a Andy y que si la encontraba a su lado, se dispararían todas las alarmas. No había tiempo que perder. Solo entonces, cuando estuvo seguro de que nadie les prestaba atención, tomó a Andy por el codo. Ella sonrió, retrocedió un paso y se volvió. Disimuladamente, apoyó su mano en la cintura de Dylan, sobre el grueso cinturón.
Entonces, sus miradas se encontraron y los dos supieron que la maquinaria se había puesto en marcha otra vez. Él tomó la mano que descansaba en su cintura y la desplazo hacia abajo haciéndola recorrer el perfil de su nalga. Ella no se quedó atrás, en cuanto sintió la voluptuosidad de aquel culo bestial bajo la palma de su mano, lo acarició a placer.

   —¿Me traes una cerveza… cuando puedas? —se las arregló para decir Dylan. Había que decir algo antes de que los dos explotaran por combustión espontánea, y pedirle una cerveza a una camarera le parecía una petición lógica.

 Pero como en realidad lo último que quería era acabar con aquel momento que le estaba poniendo los colmillos larguísimos, se lo comunicó por el efectivo método de rodear la mano femenina con la suya y guiar las caricias.
Ella le demostró que tampoco quería poner fin a aquel momento apretando aquel cachete voluptuoso, haciendo que Dylan se tensara como la cuerda de un violín.
—¿Me devuelves mi mano? —murmuró ella, comiéndoselo con los ojos.
Dylan respiró hondo, hinchando el pecho al límite. La mirada femenina siguió con atención los movimientos de su tórax hasta que él exhaló y la bocanada de aire ardiente le abrasó la cara. Entonces, regresó a los ojos color cielo de Dylan que respondió:
—Claro —y al instante liberó la mano de Andy, que también respiró hondo y se dirigió a la barra.
Jo-der, pensó el motero calvo.
Dylan se metió las manos en los bolsillos. Volvió a exhalar el aire en un suspiro y se concentró en recuperarse antes de que alguien se diera cuenta del subidón bestial que tenía en el cuerpo.

© Patricia Sutherland

Ahora que lo pienso, con tanto calorcito ambiental y tanta pasión en la lectura, no sé yo si mejor recomendártela para el invierno, ¿tú qué opinas? ;)


JR06promoJR

Lola. Serie Moteros # 3

Ebook disponible a través de:
Tiendas Amazon: ES | US
Tiendas Itunes: ES | US
Otras tiendas: GoogleStore | Barnes&Noble | Kobo
Libro impreso disponible a través de:
Amazon.es | Amazon.com | Jera Romance (¡y dedicado por mí!)


¡Feliz inicio de verano!

 

 

3.1. Lola Entre-Historias., Mis novelas, Novela romántica en español

Lola Entre-Historias, ¿y qué tal un fragmento romántico?

Ya está disponible para lectura online y también para descargar, un fragmento de lo nuevo de Moteros, Lola Entre-Historias, Serie Moteros #4

JR06.1LAUNCH_sin_calendario

¿Cómo está tu termómetro romántico hoy? Lo digo porque el momento que recoge el extracto corresponde al de una pareja muy enamorada que, por razones geográficas, se ve muy poco. ¿Preparada? ;)

“… —¡Y pensar que estaba por matar a un irlandés y resulta que este trasto infame se me había apagado! —dijo la muchacha. Sus carcajadas contagiosas devolvieron a Dylan al confort.
Él volvió a cerrar los ojos para disfrutar de aquellas sensaciones únicas que no había experimentado jamás en su vida, simplemente porque jamás había necesitado a alguien hasta el punto de que tan solo su risa le pareciera un regalo.
Andy pasó frente a su tío sin mirarlo. Se dirigió al área de los lavabos en busca de un rincón donde poder hablar con un poco de intimidad. A pesar del gran ruido ambiente, estaba bastante segura de no haber oído a Dylan pronunciar ni una sola palabra, ni siquiera reír.
Se colocó en un rincón, cerca del baño de las mujeres y volvió a intentarlo.
—¿Sigues ahí o te has desmayado de la alegría de volver a oírme?
Dylan abrió los ojos con pereza. Una sonrisa remolona apareció en su rostro.
Sigo aquí. Despelotado y muy solo sobre una cama king size, escuchándote mientras intento que no se me vaya mucho la cabeza. —Hizo una pausa premeditada—. Por lo menos hasta el jueves, tengo que amarrarla bien fuerte.
La imagen conjurada por aquellas palabras supuso un torrente de inspiración para Andy. Mejor dicho, un huracán, ya que muy pronto se encontró desabrochándose la chaqueta y no contenta con eso, siguió con el cuello de la camisa. Aquel corpachón desnudo, cubierto de tatuajes yaciendo sobre las sábanas, ideal lo miraras por donde lo miraras…
—¿Sigues ahí o te has desmayado de…? —la imitó a propósito. Y no acabó la frase también a propósito.
El suspiro que escapó del pecho de Andy hizo las veces de respuesta a las mil maravillas. Una respuesta que a Dylan le encantó.
¿En serio ya estabas pensando en matarme? —continuó él, consciente de que era mejor apartar el tema “despelotado en una cama” antes de que la conversación se fuera de madre.
—No… Lo dije por decir, Dylan… —Su voz, a pesar del tono tierno que empleó, no sonó muy convincente para él.
Ya. Solamente estabas barajando qué métodos eran más dolorosos. Todavía no habías llegado a fraguar tu plan.
Los dos rieron y durante un instante Andy consideró no hacer más comentarios, dejar el tema así. Después de todo era feliz. Por primera vez en su vida era feliz sentimentalmente hablando. ¿Qué sentido tenía despertar a los fantasmas del pasado? Pero pronto descartó la idea; tontería o no, lo diría. No le mentiría en nada, aunque eso la expusiera…” [Sigue leyendo aquí]

¡Que disfrutes de la lectura!


JR06.1_ORIGINAL-2_resized Lola Entre-Historias. Serie Moteros #4 (SM3.1)1

Después de que Dylan sorprendiera a Andy presentándose en su isla bonita, la pareja se embarca en la aventura más romántica de todas; la de conocerse a fondo el uno al otro y aprender a disfrutar del escaso tiempo que pueden estar juntos.
En Londres, mientras Dakota y Tess reciben una gran noticia, Evel y Abby se disponen a preparar una boda por todo lo alto después de que el motero consiguiera el segundo “sí, quiero” de su chica. Niilo y Amy, en cambio, no han vuelto a verse desde el casamiento de Dakota. Aunque las cosas podrían estar a punto de cambiar de un momento a otro…
Visitas inesperadas, decisiones importantes y la posibilidad de conocer el lado romántico del hombre menos romántico de la Serie Moteros son algunas de las novedades que encontrarás en esta nueva entrega.
Lola Entre-Historias, un dulce spin-off de Lola.
1: Las Entre-Historias son, en realidad, el 3.1 dentro de la serie. La razón de que las haya publicado como 4 es que a efectos de catalogación solo se admiten números enteros.

 

Novelas anteriores de la Serie:

3.1. Lola Entre-Historias., Novela romántica en español

¡Lola Entre-Historias, en preventa!

A tan solo 7 días de su lanzamiento, Lola Entre-Historias, ya está disponible en preventa en las plataformas digitales.

JR06.1_ORIGINAL-2_resized

LOLA ENTRE-HISTORIAS

Serie Moteros # 4 (SM 3.1) (*)

Ebook disponible en:

Tiendas Amazon: ES | US | Resto de filiales
Tiendas Itunes: ES | US
Otras Tiendas: Kobo | Nook (B&N)

El precio especialísimo de preventa se actualizará al PVP oficial el 16 de junio, así que ¡aprovecha y resérvala ya!

(*) En realidad es el 3.1 dentro de la serie Moteros, ya que Lola lleva el 3 y esta nueva publicación son sus “entre-historias”. La razón de que en plataformas aparezca como Moteros # 4 es que a efectos de catalogación oficial solo se admiten números enteros.

 

Novela romántica en español, Promociones

Comienza el Especial Jera Romance Feria del libro 2017.

Llega junio y en Jera Romance es tiempo de “Especiales”, el segundo de los tres que organizo cada año a través de mi web; el Especial Jera Romance Feria del Libro.

Banner-tematico-dia-del-libro-small_jr

¡Síiiii, es tiempo de “más bocaditos románticos por menos euritos” 😊

Por cuestiones de tiempo, no puedo hacer más de tres al año, pero te aseguro que los disfruto muchísimo. Los espero con ilusión porque me encanta la idea de que mis lectoras tengan la ocasión de conseguir mis libros en versión impresa, con dedicatoria personalizada y en condiciones realmente ventajosas. ¡Es como ponerle la guinda al pastel!

¿A qué me refiero por “ventajosas”?

Me refiero a poder adquirirlas en packs de 1, 2 ó 3 novelas a escoger, con grandes descuentos y entrega en 24-48 horas, dependiendo de destino. Pinta bien, ¿a que sí?

Encontrarás toda la información en este enlace:

Especial Jera Romance Feria del Libro

Solo hasta el 12 de junio a medianoche. ¡Aprovecha!


¿Sabías que desde 2007 edito un boletín mensual? Si te gusta cómo escribo y te interesa saber en qué nuevos proyectos trabajo, te lo recomiendo. Leerás extractos de mis novelas, conocerás a mis nuevos personajes, mis próximos lanzamientos, las promociones y concursos internacionales que organizo y… mucho más. Se llama Románticas y es gratuito. Estás invitadísima, ¿te apuntas? Además, si te suscribes y por tiempo limitado…

xJR00_ANUNCIO_1.png.pagespeed.ic.Un7UizdNp3


2. Harley R., Promociones

Harley R.: superpromoción de vacaciones.

Continúan las promociones que bajo el lema “Estas vacaciones quiero leer a Patricia Sutherland”, la autora organiza todos los años coincidiendo con el verano español. Hoy le toca a Harley R., Serie Moteros 2.

vacaciones_bannercuadrado

El mes pasado fue el turno de Dakota, que estuvo en superpromoción en Amazon, y hoy le toca a Evel, mi motero demonio. Si aún no lo conoces, ¡aprovecha que el precio es de infarto!

Harley R. Serie Moteros #2

¡SOLO HOY!

Amazon ES | Amazon US | Amazon MX

PROMOCIONVERANIEGA - 75% OFFPincha aquí para beneficiarte de esta SUPERPROMOCIÓN