Promoción Especial San Valentín de Jera Romance: más bocaditos románticos por menos euros.

¡Ya están aquí otra vez las Promociones Especiales de Jera Romance!

Se acerca San Valentín y me parece una excusa ideal para alimentar el gusanillo romántico, así es que…

sanvalentin2013300x300

Hasta el 23 de febrero, inclusive, podrás:

  • adquirir todas las novelas impresas de mi colección Jera Romance ¡a precio de Especial Jera Romance!
  • adquirirlas por títulos individuales, o en la combinación que prefieras en packs de 2 o 3 novelas,
  • solicitarlas dedicadas especialmente por mí. Un regalo superespecial para una amiga o para ti misma, ¿no crees?
  • Y, además, puedes elegir el medio de pago: con tarjeta (Paypal) o en efectivo.

Encontrarás toda la información y los enlaces de compra, aquí:

Promoción Especial San Valentín 2013 de Jera Romance.

Ah, casi se me olvida, Bombón, la 1ª de la serie Sintonías, también está en promoción especial en su versión digital: ¡por sólo € 0.99 / $ 1.25!

¡Que tengas un feliz y muy romántico San Valentín!

Jera Romance Promociones Especiales ¡ya están aquí los ebooks a precio de infarto!

Oferta muy especial y por tiempo limitadísimo de la serie Sintonías de Patricia Sutherland en Kindle.

¡Sí, señora! Si eres amante de los libros digitales, como es mi caso, estoy segura de que esta información te interesará.

ebooksintonias

Una serie romántica que también habla de valores, de familia, de amistad, de segundas oportunidades; unos personajes reales como la vida misma de los que querrás saber más, y más, y más…

Bombón, Primer amor y Amigos del alma, tres historias de amor que te cautivarán y que por tiempo muy, muy limitado, podrás disfrutar, regalar, recomendar… ¡a solo 0.99€ cada novela! (o su equivalente en otras monedas, ya que está disponible en todos los mercados de Amazon)

Así que si aún no has leído nada mío, o si lo has hecho y te apetece repetir, o si además de repetir, quieres recomendársela a tus amigos y quedar bien sugiriendo buena lectura a buen precio, esta tu ocasión :)

Información y enlaces directos a Amazon, aquí:

Bombón, Serie Sintonías 1.
Primer amor, Serie Sintonías 2.
Amigos del alma, Serie Sintonías 3.

Nota: si alguna de las novelas no apareciera al precio promocional (0.99 €) en Amazon, dale unas horas y aparecerán. La difusión del nuevo precio a las distintas tiendas corre enteramente a cargo de ellos.

Amigos del alma de Patricia Sutherland. Extracto.

“… Jason la retuvo por un brazo.
—Gillian no es eso para mí. Ni yo para ella.
—¿En serio? ¿Y por qué? ¿Porque nunca la has tocado? —[Victoria]lo miró desafiante—. Suponiendo que sea cierto, debe ser lo único en lo que todavía no “os lo pasáis de miedo juntos”… En todo lo demás, sí. Para ti, Jason, nadie se compara a Gillian.
—¿Suponiendo? —replicó él, ofendido por la insinuación que le parecía lisa y llanamente un insulto—. Por descontado que es cierto. Ella no es como tú ¿sabes? Distingue perfectamente con quien se lo pasa bien y con quien se enrolla. Y conmigo, solamente se lo pasa bien.
—Exacto. ¿Nunca te has preguntado por qué hemos sido miles en tu cama y ninguna en tu vida? —él la miró con furia contenida—. Por eso. Porque no somos ella. …”

Amigos del alma, Sintonías 3.

Una historia de almas gemelas.

Una gran mujer que se ha hecho a sí misma, un hombre hecho a su medida, la historia de amor que inspiró la serie Sintonías…

Amigos de alma – Edición 2012
Sintonías, 3
Disponible en PAPEL y en Kindle, por supuesto, a través de todos los mercados de Amazon.

Enlaces a tiendas, primeros capítulos y más, aquí:

Jera Romance, novelas románticas diferentes.

Serie Sintonías: doce días de magia.

Doce días después de su publicación, la serie Sintonías acumula lectores y excelentes valoraciones en Amazon, y su autora sigue con la boca abierta de la sorpresa.

¡Que alguien me pellizque, por favor!

Cuando te has pasado años oyendo cómo se supone que son las historias que prefieren las lectoras del género, sabiendo que no encajarás en ese perfil ni en mil años, hay cosas que no cuentas con que sucedan. Soy consciente de que lo que escribo no se ajusta al estándar, hasta el punto de que así lo advierte el “eslogan” de Jera Romance; “novelas románticas diferentes”. Y si Princesa sorprendió por su frescura y por ser distinta -lo dicen las reseñas-, la serie Sintonías porta el emblema de la casa; es la que originó el eslogan. Fueron las primeras que publiqué (sin isbn) entre 2007 y 2008, y llevan los números JR01, JR02 y JR03 de mi colección romántica.

Sí, las novelas que componen esta saga son muy “suyas”, si me permites decirlo en un lenguaje de “entre casa”. Plantean protagonistas “im-perfectos” -tanto en versión femenina como masculina-, todos los personajes están muy definidos aunque sólo aparezcan en una escena, la serie aborda temas espinosos, y para rematarla, hay capítulos extra que unen una novela a la siguiente, que no forman parte de las novelas pero continúan la historia que narra la serie, algo que, por cierto, ha resultado un auténtico dolor de muelas a la hora de reunirlo en un mismo libro, en esta nueva edición. Me encanta esta serie, es mi visión de la novela romántica en estado puro, y quería publicar una nueva edición corregida, pero…

Pero, honestamente, no contaba con que generara interés y no solo lo ha generado, es que el feedback que estoy recibiendo es… ¡alucinante!

Noventa y seis horas después de su publicación, Bombón, la primera de la serie ya tenía su primera valoración de 5 estrellas con opinión en Amazon; hoy -solamente 12 días después- ya tiene cuatro opiniones con 5 estrellas. Las tres novelas están muy bien valoradas. Hay lectoras que en una semana se han leído la serie completa e incapaces de desengancharse de Sintonías, se han puesto a releerla. El cinco de octubre se publicó la primera reseña de Bombón en la blogosfera, y empieza con esta frase:

“… Este libro me pareció fabuloso! Algunos libros te gustan otros no, pero con pocos conectas, con Bombón conecté…”

¿No es eso el sueño de todo escritor, lograr esa conexión única del lector con su historia? ¡Madre mía!

Y por si fuera poco, anoche, una lectora escribía en Facebook que si tuviera que elegir una pareja favorita de las tres que presenta la serie, no podría. Las tres le han encantado, y lo más increíble (para mí), dice que es la primera vez que le sucede con una saga. Es SU primera vez y le sucede con MI saga…

¿Entiendes ahora por qué empiezo diciendo que necesito que alguien me pellizque?

Es la segunda vez que salto al ruedo romántico a cara descubierta (lease, sin respaldo editorial), y he vuelto a caer de pie.

Sorpresas alucinantes que te da la vida, ¿eh? Vamos, que cuando no estoy flotando entre nubes, voy por ahí con una sonrisa tridimensional, más feliz que una perdiz ;)

Serie Sintonías – Edición 2012 – Y ahora, también disponible en PAPEL a través de Amazon.

Bombón, Primer amor y Amigos del alma, las tres novelas que componen mi serie romántica Sintonías, a la venta en PAPEL a partir de hoy en Amazon.

Con las condiciones ideales de Amazon -sin gastos de envío a partir de los €19 de compra-, y disponibilidad inmediata, ya que lo tienen “en stock”.  ¿Qué tal?

Nueva Serie Sintonias

Estos son los enlaces directos a Amazon España. También están disponibles en todas sus filiales. Y si lo prefieres en versión Kindle, pincha este enlace.

Bombon – Edición 2012, Sintonías 1

Primer amor – Edición 2012, Sintonías 2

Amigos del alma – Edición 2012, Sintonías 3

¿He dicho ya que estoy más feliz que una perdiz? ;)

Serie Sintonías – Edición 2012 – Ya disponible en Kindle para Amazon.

Bombón, Primer amor y Amigos del alma, las tres novelas que componen mi serie romántica Sintonías, a la venta a partir de hoy en Tienda Kindle.

Otro día D para Patricia Sutherland.

Cinco años después de su primera publicación informal a través de una plataforma de publicación bajo demanda, las tres novelas que inauguraron mi colección romántica Jera Romance, vuelven a ver la luz en una nueva edición.

Han sido meses trabajando en este proyecto, y hoy vuelvo a sentir la misma emoción y la misma ilusión “expectante” que entonces. Por muchas razones, se trata de una serie muy especial para mí, y la idea de verla (re)iniciar su camino a través de una plataforma tan grande como Amazon me llena de satisfacción.

Por decirlo de un modo muy mío; hoy soy más feliz que una perdiz ;)

Pronto, también disponible en versión impresa.

Nueva Serie Sintonias

Enlaces directos a la versión Kindle en Amazon España:

Bombón, Sintonías 1

Primer amor, Sintonías 2

Amigos del alma, Sintonías 3

También disponible a través de todas las filiales de Amazon.

Amigos del alma, de Patricia Sutherland – Edición 2012.

Amigos del alma – Edición 2012
Serie Sintonías, 3
Ediciones Jera, Colección Jera Romance
ISBN 978-84-939730-7-0
Publicación: ¡muy pronto!
310 páginas (novela + extras*)
15,24 x 22,86. Tapa blanda.
1ª Publicación (sin ISBN): Septiembre 2008.
También disponible en Kindle.

~~*~~*~~*~~*~~*~~*~~

“… Cuando le preguntaron a Jason Brady, el flamante entrenador de Los Tigres de Arkansas, si consideraba que haber conseguido ensamblar un gran equipo en tiempo récord y mantenerlo en buena posición, a pesar de la plaga de lesiones que sufren desde el primer partido, era el logro más difícil de su vida, él respondió con su sonrisa seductora y su talante de ganador: “no, hombre… Mi logro más difícil fue que mi chica me dijera que sí”. Cuentan que la sala de prensa estalló en carcajadas. Además de su gran sentido del humor, hasta los cronistas hombres reconocen que no es del tipo al que las mujeres le dicen “no”. Pensaron que había sido una broma, una al mejor estilo Jason Brady.

Todas las personas con las que he hablado coinciden en una cosa: Jason y Gillian son como dos gotas de agua (…) pero lo que los distingue de otras grandes amistades es que, al parecer, mantienen una especie de conexión mágica que los fortalece y los complementa, y que es un atributo exclusivo de las almas gemelas.

¿Cómo pasan dos personas de ser carne y uña, los mejores amigos durante más de una década, a convertirse en pareja sentimental?

¿Qué circunstancia tan especial, nueva y determinante puede llevar a dos personas que han mantenido un nivel de comunicación tan profundo, a estrechar lazos?

Bueno, lo que el entrenador Brady dejó claro con su comentario en la sala de prensa es que a) no fue fácil, b) no fue sincronizado, y c) fue él quien puso el balón en movimiento…”

Diane Lilly
GLAM Magazine

Jason Brady y Gillian McNeil son…

Amigos del alma, una historia de almas gemelas.

~~*~~*~~*~~*~~*~~*~~

Muy, muy pronto ;)

(*) Todas las novelas de la serie incluyen “entre-historias”. Las “entre-historias” son capítulos adicionales que unen una novela a la siguiente; hacen a la historia que narra la serie, pero no forman parte de la novela a la que corresponden. Amigos del alma incluye 1 capítulo 0, que narra los sucesos inmediatamente anteriores al prólogo, y 1 “entre-historia”.

~~*~*~~*~~*~~*~~

Nota 29/09/2012: Amigos del alma – Edición 2012 ya está disponible en papel y en digital. Encontrarás toda la información en este enlace.

Novela romántica Amigos del alma, una historia de almas gemelas – Extracto, 2ª parte.

Ésta es la segunda parte del extracto que publiqué la semana pasada. Ambos corresponden al capítulo 18 de la novela. Si no has tenido ocasión de leerlo, échale un vistazo al post: allí encontrarás también sinopsis y otra información que te ayudará a ponerte en situación :-)

¿De acuerdo? Entonces, empecemos…

~~*~~*~~*~~*~~*~~*~~*~~*~~*~~*~~

Amigos del almaTan pronto Victoria y compañía desaparecieron de la vista, Gillian liberó su mano.

La próxima vez que quieras marcarte un farol, búscate a otra… ¿vale?

Quería estar enojada, que su voz sonara molesta. Pero era consciente de que ni parecía enojada ni sonaba molesta. Le había gustado que pusiera a distancia a esa mujer. Y también, la idea de que tal vez estuviera pensando quedarse en Camden.

No era un farol —contestó él de lo más natural, y tiró el cucurucho vacío a la papelera.

Gillian se volvió a mirarlo.

¿A no? —paró en seco delante de él—. Le hiciste creer que estabas conmigo y no estás conmigo, Jason.

Él avanzó un paso más, le rodeó el cuello en un abrazo holgado más desafiante que sugerente y la miró desde sus alturas, provocativo.

Sí que estoy contigo. Es lo que quiero. Lo que te pedí hace un siglo. Que sigas pensándotelo no cambia nada.

Gillian sonrió igual de desafiante. —Como no me saques las manos de encima, te voy a patear el culo.

¿Tú solita? —Jason sonreía.

Y no se movía.

Gillian bajó la vista y cuando volvió a mirarlo no había rastro de sonrisas en su cara.

No soy Victoria. El día que quiera que me toques, no me voy a insinuar. Te lo voy a pedir, sin más.

Los ojos de Jason descendieron lentamente a sus labios. Se quedaron ahí unos segundos que a ella le parecieron eternos. Al final regresaron a sus ojos.

Y… ¿eso cuándo va a ser?

No había acabado la frase que a Gillian un escalofrío la hizo estremecer, recordándole lo vulnerable que era. Especialmente, cuando él tomaba la iniciativa así.

Suéltame, Jason.

“Ay, niña, cómo me pones” pensó mientras se apartaba de forma ostensible con una sonrisa radiante que a ella le sentó como un tiro.

No juegues a este juego, Jay. Se nos va a escapar de las manos y hay cosas importantes por medio.

Por supuesto que jugaría a ese juego.

Y todos los que hicieran falta hasta encontrar la manera de que a ella las cosas se le escaparan de las manos. Y por lo pronto iba a llevar el juego un poquito más allá, a ver qué tal lo aguantaba.

Jason echó un vistazo a los demás. A pocos metros de allí, hacían que charlaban pero no se perdían detalle. Necesitaban escabullirse un rato.

Ven, demos un paseo —dijo ofreciéndole su mano que ella, naturalmente, no tomó. La sonrisa de él se hizo más grande cuando se dispuso a iniciar la maniobra de distracción—. Cógela, no hundas mi reputación delante de esos cotillas.

Qué listo era… Ella meneó la cabeza. Lideró el camino sin coger su mano, mirando a otra parte para esconder la sonrisa.

¿Qué? —dijo al rato, espiándolo por el rabillo del ojo—, ¿vamos a tener otra conversación trascendental?

Él la miró feliz. Sonaba tanto a la Gillian de siempre…

No sé, ¿quieres? Hoy no estoy muy trascendenal que digamos.

¡Alabado sea Dios! —replicó ella risueña, en un suspiro.

Él también empezaba a sonar como su amigo del alma.

Al oírla, Jason se detuvo sin darse cuenta.

¡Cómo echaba de menos ésto!

Se apoyó contra una de las columnas de madera que bordeaba el sendero curvo, para disfrutar a gusto ante la mirada sorprendida de ella.

Joder, Gill… ¿Dónde te habías metido?

Ella se encogió de hombros. Era largo y complejo de explicar y además, a estas alturas, importaba poco. En realidad, cada día importaba menos.

Jason se cruzó de brazos. Fue una jugada premeditada. Y ella, aunque lo sabía, siguió cada movimiento con la misma atención que había seguido todo lo relacionado con él durante años.

Pero con un interés distinto, claramente sensual.

Si no aflojas el lazo, se va a romper —dijo él. Gillian clavó los ojos en el suelo cuando el corazón empezó a darle martillazos en las sienes—. Te necesito, Gillian ¿entiendes lo que digo?

Dios, sí. Claro que lo entendía. Ella lo miró con los ojos brillantes.

¿No decías que no estabas trascendental hoy?

En otra jugada premeditada él respiró hondo, hinchando el pecho. Los ojos de ella siguieron el movimiento de esos pectorales increíbles que parecieron duplicar el tamaño cuando él insufló aire en los pulmones.

Eres muy inteligente —dijo, seductor—. Y me conoces bien, así que sabes que te estoy marcando al cuerpo. Y que voy a tumbarte.

Sí, lo sabía pero eso no evitó la descarga brutal que la sacudió al oírlo.

Y los dos sabemos que aunque te lo pienses otros mil años, solamente tienes tres opciones. Aceptarlo y decidir momento y lugar. Quedarte a ver cómo te tumbo y en ese caso, el que decide soy yo. O —procuró que su voz siguiera firme—, pedirme que vuelva a Dallas.

También lo sabía y justamente por esa razón había intentado mantenerlo a distancia con la esperanza de que eso lo enfriara. El efecto, en cambio, había sido al contrario. Lo que confirmaba que para mal o para bien, él iba en serio.

O creía que era así.

Pero eso no cambiaba el clima en su interior: estaba aterrada de dónde les conduciría ese camino. Y seguía necesitando tiempo. Y sí, también echaba de menos a su Jason.

Ella también lo necesitaba.

Gillian suspiró, se ajustó la coleta ante su mirada expectante y lo miró sonriente.

Si sigues entrenando así, vamos a tener que agrandar el hueco de las puertas. ¿En qué pensarás que te inspira tanto?

Él sonrió, todo vanidad.

“Quién sabe”, contestó.

____________________

© Patricia Sutherland

~~*~~*~~*~~*~~*~~*~~*~~*~~*~~*~~

Amigos del alma, Sintonías 3. Disponible en libro impreso y digital aquí.

Novela romántica Amigos del alma, una historia de almas gemelas – Extracto, 1ª parte.

Me gusta escribir artículos sobre temas variados como los que encontrarás si echas un vistazo al archivo de esta página, y sin duda, en los casos en que es necesario documentar y buscar referencias, me siento a mis anchas. Peeero, soy escritora de novela romántica, y de vez en cuando, me tienta la idea de publicar extractos…

Y como ves, no hago el menor esfuerzo por resistirme a la tentación.

Cuando tengo el “gusanillo romántico”, siempre pienso en escenas con las que disfruté de manera especial mientras las escribía. Es el caso del siguiente extracto, que aunque pertenece al mismo capítulo, publicaré en dos entradas distintas. Lo hago así porque el cuerpo central de la página es angosto, y el post resultaría demasiado largo.

Entrando en materia, así como en su momento comenté que mi protagonista masculino preferido de la Serie Sintonías es el que aparece en Primer amor, ahora diré que, sin ninguna duda, la historia que más me gustó escribir es ésta, Amigos del alma, a la que pertece el extracto, cuya primera parte publicaré hoy. Por muchas razones, es una novela muy especial para mí, pero no te preocupes, que no me enrollaré con eso ahora :-)

Para ayudarte a que centres el tema, aquí tienes la sinopsis:

“Cuando le preguntaron a Jason Brady, el flamante entrenador de Los Tigres de Arkansas, si consideraba que haber conseguido ensamblar un buen equipo en tiempo récord, y mantenerlo en buena posición -a pesar de la plaga de lesiones que sufren desde el primer partido-, era el logro más peleado de su vida, él contestó con su sonrisa seductora y su talante de ganador: “No, hombre… Mi logro más peleado fue que mi chica me dijera que sí”. Cuentan que la sala de prensa estalló en carcajadas: además de su gran sentido del humor, hasta los cronistas hombres admiten que no es, precisamente, del tipo al que las mujeres le dicen “no”. Pensaron que había sido una broma, una al mejor estilo Jason Brady.

[…]Todas las personas con las que he hablado coinciden en una cosa: Jason y Gillian son como dos gotas de agua… Pero lo que los distingue de otras grandes amistades, es que al parecer mantienen una especie de conexión mágica que los fortalece y los complementa, y es un atributo exclusivo de las almas gemelas.

[…]¿Cómo pasan dos personas de ser carne y uña, los mejores amigos durante más de una década, a convertirse en pareja sentimental?

¿Qué circunstancia tan especial, nueva y determinante puede llevar a dos personas que han mantenido un nivel de comunicación tan profunda, a estrechar lazos?

Bueno, lo que el entrenador Brady dejó claro con su comentario en la sala de prensa es que, a) no fue fácil; b) no fue sincronizado; y c) fue él quien puso el balón en movimiento…”

Diane Lilly, Glam Magazine.

Jason Brady y Gillian McNeil son…

Amigos del alma, una historia de almas gemelas.

Y para que puedas ponerte en situación, te cuento en tres frases qué ha traído a mis personajes a las circunstancias que narra el extracto:

Un suceso inesperado hace que Jason se dé cuenta de la verdadera naturaleza de lo que siente por su amiga del alma, y con la seguridad que caracteriza todos sus movimientos -dentro y fuera del terreno de juego-, “pone el balón en movimiento”. O sea, abre la caja de los truenos. Ni siquiera se le cruza por la mente que Gillian le ponga pegas; después de todo, es una mujer, y a él, las mujeres nunca le dicen que “no”.

Pero Gillian, cuyo sentido común es tan grande como la vanidad de Jason, no le permite siquiera acabar de explicarse: cierra la caja de los truenos de un golpe seco, coloca en el fondo del freezer la amistad cómplice que hasta entonces compartían, y las cosas se tornan realmente difíciles para el mejor quarterback de la liga…

Ahora sí, te dejo con el primer extracto “inédito” de Amigos del alma.

Que disfrutes de la lectura, y hasta la próxima.

~~*~~*~~*~~*~~*~~*~~*~~*~~*~~*~~

Amigos del almaDomingo, 11 de junio de 2006

Riverfront Park,

Little Rock, Arkansas

Jason conocía a Gillian muy bien. Sabía que lo iba a poner bajo la lupa, estudiando cada uno de sus movimientos, pasando cada palabra y cada gesto por su trampa caza-ligones hasta que tuviera la certeza de que no había incoherencias. Y que sólo entonces, consideraría su propuesta seriamente. Y firme seguidora de la cultura “slow” como era, Jason también sabía que el proceso podría tomar… Sólo Dios sabía cuánto.

Contaba con eso.

La cuestión era que si la flamante vivencia del amor era estremecedora para cualquier primerizo, para un hombre caliente como él, estaba resultando una experiencia límite: amor y deseo corrían una carrera loca, con el pedal a fondo y la adrenalina subiendo imparable, convirtiéndolo, literalmente, en una bomba de tiempo.

La distancia que ella imponía tácitamente, lo esquiva que seguía siendo con él, no hacían más que hostigar su sangrante ego, avivando a su vez, una pasión incendiaria que él intentaba controlar de la única manera que podía; a golpe de entrenamiento. En circunstancias normales, ella se habría dado cuenta y puesto remedio, o al menos, paliativo. Gillian también conocía a Jason muy bien. Pero él tenía toda la impresión de que, concentrada en diseccionarlo bajo el microscopio, no se daba cuenta de que en la retaguardia, su resistencia estaba a punto de capitular.

La necesitaba desesperadamente. A la amiga tanto como a la mujer.

Sin ella ya casi no podía ni respirar.

Jason volvió a echar un vistazo por encima del hombro.

Gillian seguía de pie junto a unas atracciones conversando con Mandy. Para variar, ni lo miraba. Y él, para variar, tenía que programarse para quitarle los ojos de encima. Y para dejar de alucinar consigo mismo: camiseta de mangas cortas, de esas que dejan el estómago al aire, bermudas y bambas. Todo color negro, igual que el lazo que llevaba en el pelo. Lo más sugerente que había a la vista eran sus tres pares de músculos abdominales ligeramente marcados. Pero a este nuevo Jason, ni los contoneos de una estrella del porno en ropa de trabajo conseguirían inspirarlo más.

“Esa mujer es la caña”, pensó y un instante después, cuando recordó dónde había oído esa frase antes, no pudo evitar una sonrisa irónica.

Jordan al detectar el gesto, lo codeó para llamar su atención. Habían ido a por helados para todos y esperaban frente al puesto atestado de niños.

¿Qué? ¿Cómo va la cosa?

Se lo piensa —contestó sin más. Y procuró poner su atención en los críos que estaban volviendo loco al heladero cambiando de idea sobre si chocolate o vainilla cada dos segundos y quitarla de esa mujer que lo encendía sin mover una pestaña y encima, ni siquiera se daba cuenta del terremoto que desencadenaba a su paso.

Eso es bueno —dijo Jordan, divertido. Acompañó sus palabras con un par de palmaditas en el hombro de su amigo quien le dedicó una mirada tan gráfica que no requirió más explicaciones—. Es bueno. Le dijiste que volverías a Dallas si ella te lo pedía. ¿Te lo ha pedido?

Jason negó con la cabeza.

¿Lo ves? Tú ten paciencia.

Ya, pero ser paciente con el sexo opuesto no era uno de sus puntos fuertes. Jason volvió a mirarla de refilón. Ella charlaba con Mandy mientras se recogía el cabello con el lazo. Sus ojos quedaron atrapados en el vaivén de esa mata larguísima que zigzagueó en el aire como la cola de una sirena.

Lo siguiente fue una descarga que puso todo su cuerpo a latir al ritmo del corazón.

Joder —murmuró sin darse cuenta.

Y dos segundos después, clavó la vista en la pila de cucuruchos que había sobre el mostrador frente a él.

Jordan lo miró con cariño y no hizo más comentarios.

Les tocaba pedir y eso hicieron.

Poco después, con once helados repartidos entre los dos se disponían a volver donde estaba el resto de la familia cuando oyeron que alguien llamaba a Jason.

“¡Jason Brady! ¡No me puedo creer que seas tú!”, dijo una voz alegre.

Y de mujer.

Ambos se volvieron a mirar. Jordan sonrió divertido. Jason meneó la cabeza.

¿Qué te apuestas a que ahora sí que me está mirando?”, pensó.

Amigos del alma, (extracto) Capítulo 18.

________________

© Patricia Sutherland

~~*~~*~~*~~*~~*~~*~~*~~*~~*~~*~~

Amigos del alma, Sintonías 3. Disponible en libro impreso y digital aquí.


Melodías y palabras-II

La banda sonora de mi última novela, Amigos del alma.

Hace varios meses en esta entrada comentaba que la música es un ingrediente importante de mi vida. Ya sabes, hay quien se levanta y dice no ser persona hasta que se toma un café; otros, como yo, ponemos música antes de sacar los pies fuera de la cama. Cuando Apple lanzó el IPod, para mí fue un día de fiesta: poder comprar las canciones individuales que me gustaban, descargarlas en un abrir y cerrar de ojos y tenerlas siempre disponibles en un aparatito que cabe en el bolsillo monedero de los vaqueros… Sencillamente ideal.

Y como ya te estarás imaginando, a la hora de escribir siempre está presente, ayudándome a conseguir el estado mental adecuado para cada escena y cada capítulo. Por eso hoy quiero dedicarle esta entrada a los 5 temas de la banda sonora de Amigos del Alma. ¿No es una pena que las novelas no las incluyan en los “créditos” como se hace en las películas?

Aquí va entonces, mi reconocimiento a estas canciones, sus creadores y sus intérpretes por los momentos increíbles que me proporcionaron:

  1. Every Time I Hear Your Name, Keith Anderson.
  2. Since You’ve Been Gone, Day26
  3. Slow Down, Bobby Valentino.
  4. Moving Mountains, Usher
  5. Kill Me Now, Rio Grand  (Canción No.4 de su reproductor web)