Preparando mis lecturas veraniegas 2014.

Con vistas a las vacaciones, unos preparan las cosas de acampar, otros lo que van a llevar en la maleta… Yo, mis lecturas. ¡Y en eso estoy!

Como buena apasionada de la lectura, tengo más libros pendientes que horas disponibles para ellos. A pesar de lo cual, cuando llega la época de ferias de libros en España, me dedico a avituallarme de lectura de cara al verano como si no tuviera qué leer. Luego viene el problema; decidir a qué -de todo lo que tengo en mis lectores digitales- le hincaré el diente en los escasos quince días de descanso estival que me tomaré. Y con decenas de libros pendientes, tentándome cada vez que abro mi Sony Reader o mi Kindle, no es nada fácil, créeme. Así que me tomo mi tiempo; analizo el panorama con calma y finalmente, guardo a los elegidos en una colección especial para poder ir a tiro hecho y no dejarme tentar por los demás, que luego el que mucho abarca, poco aprieta ;) ¿Qué cuáles son este año? ¡Éstos!

 

Mis elegidos verano 2014:

doce-campanadas-y-un-beso-olivia-ardey-portada

Doce campanadas y un beso. Olivia Ardey.

no-mires-atras-ana-r-vivo-portada

No mires atrás. Ana R. Vivo.

esporti

Es por ti. Ana Itúrgaiz.

algo_inesperado

Algo inesperado. Pilar Cabero.

habana_jazz_club

Habana Jazz Club. Lola Mariné.

 

Estoy deseando leerlos. Todos me apetecen un montón.

¿Qué te parece? ¿Has leído alguno?

Ah, por cierto, te recuerdo que mis promociones y concursos estivales siguen en curso. Me traigo algo entre manos, pero guárdame el secreto, ¿eh? ;)

 

Si te gusta la novela romántica, te recomiendo…

Lydia Leyte, Megan Maxwell, Olivia Ardey y Ángeles Ibirika. Cuatro voces muy diferentes que me han acompañado este verano, brindándome momentos inolvidables.

Y mira que es una idea a la que le vengo dando vueltas desde hace mucho, pero por una razón o por otra, nunca me decidía a crear al menos una categoría en mi blog donde recopilar esas lecturas de las que disfruto de manera especial. Creo que lo merecen porque no soy una lectora fácil de complacer. Soy incapaz de continuar leyendo un libro que ha dejado de interesarme y cuando se trata de ficción, le concedo al autor exactamente cinco páginas para decidir si paso por caja o lo devuelvo a la balda: si no consigue despertar mi interés por seguir leyendo en ese espacio, no hay más que hablar. Así que entrar en mi lista de libros pendientes de leer tiene su mérito; conseguir que lo acabe, otro aún mayor. Y si encima me sorprende/me encanta… ¡eso ya es el no va más! ¿Qué menos que hacerle un lugar en mi casita virtual, no te parece?

Estas son las lecturas que se han llevado la palma en mis vacaciones veraniegas de 2013:

los-ojos-del-bosque

Bajo su aparente fragilidad, Cristina Olabide posee la dureza del acero. Es una mujer tenaz que lucha sola por sacar a flote su taller de confección artesanal de prendas de lana y la casa de turismo rural instalada en el torreón familiar. Todo marcha según sus planes hasta que Bruno Elorza, un seductor con ojos de poeta, propietario de una promotora bilbaína, decide construir un hotel de lujo con spa justo al lado. Un día se conocen por casualidad. Sin saber que ambos están enfrentados, se dejan arrastrar por una pasión irrefrenable. Pero la cruda realidad se impone y les obliga a debatirse entre el deber y el amor.

Mientras luchan contra la intensidad de sus sentimientos se ven involucrados en una serie de episodios violentos que hunden sus raíces en el pasado. Cristina descubre de la peor manera posible un antiguo secreto silenciado durante años.

Una mujer tenaz que lucha por mantener en pie la herencia desus antepasados. Un hombre enamorado para quien todos los sueños pueden cumplirse. Y unos ojos siniestros que los acechan desde lo más profundo del bosque…

Lydia se convirtió en una de mis autoras favoritas con su primera novela, ‘El fuego envuelve tu nombre’. Con esta confirmó mi primera impresión; ¿sabes esas personas que da igual lo que estén relatando, cuando hablan capturan la atención de quién les oye y no la sueltan? Son personas con un talento natural para narrar, lo que yo llamo “contadores de historias”. Lydia es eso cuando habla y, atención, también cuando escribe. Una maravilla, así de simple.

pideme-lo-que-quieras

Tras la muerte de su padre, el prestigioso empresario alemán Eric Zimmerman decide viajar a España para supervisar las delegaciones de la empresa Müller. En la oficina central de Madrid conoce a Judith, una joven ingeniosa y simpática de la que se encapricha de inmediato.

Judith sucumbe a la atracción que el alemán ejerce sobre ella y acepta formar parte de sus juegos sexuales, repletos de fantasías y erotismo. Junto a él aprenderá que todos llevamos dentro un voyeur, y que las personas se dividen en sumisas y dominantes… Pero el tiempo pasa, la relación se intensifica y Eric empieza a temer que se descubra su secreto, algo que podría marcar el principio o el fin de la relación.

No me atrae la erótica. Aunque quizás te haga gracia, es un subgénero que me aburre. Al cabo de diez páginas, empiezo a echar en falta que los protagonistas no hagan cosas cotidianas como tomarse una pizza (vestidos y sin insinuaciones)  o pasear al perro. Y empiezo diciéndote esto para que veas que, en mi caso, Megan tuvo que sortear un gran obstáculo como es mi condicionamiento desfavorable hacia la erótica. No solo consiguió que empezara a leerlo ¡también que lo acabara! Me admira su imaginación desbordante y su tremenda capacidad de sorprender. Eso sí, sólo para mayores de 18 a las que no les asuste la erótica fuerte, fuerte, fuerte ¿nos entendemos?  ;)

besame-y-vente-conmigo

Álvaro, Celia y Nico, tres amigos que lo compartieron todo de niños se reúnen en el funeral de un pariente millonario que, ¡oh, sorpresa!, les ha dejado en herencia su bodega centenaria y sus ricos viñedos. Sin embargo, el testamento contiene una trampa, heredará la fortuna aquel de los tres que primero se case. ¿Quién logrará hacerse con la herencia? Un viaje a Las Vegas, secretos, malentendidos, y el hallazgo de un tesoro inesperado hará que cada uno de los protagonistas acabe encontrando lo que más desea… aunque ni ellos mismos lo sepan.

Otra de mis autoras favoritas. Con Olivia me sucede algo curioso; me gusta tanto lo que dice y cómo lo dice que mis ejemplares impresos de sus novelas parecen libros de texto; están llenos de marcas y comentarios míos en los márgenes. Me ha gustado muchísimo en este nuevo registro de comedia de enredos, creo que le cae como anillo al dedo. En resumen; me lo he pasado pipa con estos tres amigos y un plantel de secundarios que no tiene desperdicio.

entre-suenos

Beatriz nunca quiso conocer a su abuelo. Pero cuando se entera de que a su muerte todas las propiedades del viejo le pertenecen, las acepta para venderlas al mejor postor.

Antes de que las tierras sean adquiridas por un comprador, una situación desesperada y humillante, provoca que Beatriz, la sofisticada mujer de ciudad, corra a refugiarse en aquel lugar que considera inhóspito.

Allí, en el apacible pueblo de montaña de Roncal, se encuentra con Jon, el atractivo veterinario que gobierna las tierras, el ganado y los negocios de su abuelo, y que siempre pensó que las posesiones pasarían a sus manos para continuar con la labor del anciano, al que quiso como a un padre.

La llegada de Beatriz, a la que él considera una mujer sin alma que permitió que el abuelo viviera y muriera solo, será el inicio del enfrentamiento entre dos corazones orgullosos que están seguros de tener poderosas razones para odiarse.

Pero el Valle de Roncal es una tierra hermosa. Un paraje de frescos pastizales, bellísimos bosques de hayas e impresionantes gargantas excavadas en la roca por efecto del agua durante miles de años. Un lugar donde el silencio del entorno y el silbido del viento cuentan entre susurros leyendas que siempre permanecerán vivas.

Y, un lugar así, lleno de magia, es capaz de alterar las ambiciones, de transformar los sueños, de convertir el odio en deseo y el deseo en amor.

Demoré tres años en encontrar el momento idóneo para estrenarme con su primera novela. Había leído a Ángeles en extractos y relatos cortos y por lo tanto sabía que me enfrentaría a una tormenta emocional. La experiencia ha sido increíble; el placer de saborear una novela que mejora párrafo a párrafo. Y como le escribí en su perfil de Facebook hoy mismo, ahora tengo otro placer en perspectiva; ir buscando más momentos emocionalmente idóneos para leer todos sus libros en su orden de publicación y poder apreciar cómo crece y madura una voz que nació inmensa. 

¿Y tú? ¿Has leído alguna de estas novelas? Usa el formulario de comentarios a discreción, que ya sabes que te responderé.

Crónica de la presentación de Princesa en BiblioCafé de Valencia.

Diagnóstico: más feliz que una perdiz :)

Lo cual explica por qué me he tomado tres días para traerte la crónica… (!!!) Es que, realmente, ya de regreso en Madrid he continuado recibiendo sorpresas súper agradables procedentes de Valencia y relacionadas con la presentación. Pero vamos por partes.

El sábado llegué a la capital fallera justo a tiempo para comer con Jud Baltimore de El diván de Jud. Sólo nos conocíamos “virtualmente”, pero eso no le impidió volcarse en mí y brindarme su apoyo desde el momento que supo que haría una presentación en BiblioCafé. Hizo de todo: animarme, promocionarme, repartir invitaciones y ponerse a mi disposición desde que puse un pie en Valencia. Me acompañó todo el tiempo, me hizo una entrevista en vídeo (próximamente publicaré la noticia), grabó mi presentación (enlace al final)… ¡hasta me trajo bollería argentina! Habría empezado esta entrada hablando de Jud aunque no hubiera sido por cuestiones de cronología. Es de esa clase de personas que se merecen un párrafo aparte y sólo por haber podido disfrutar de su compañía, de su cariño sincero y desinteresado, de su sencillez… sólo por eso, estar en Valencia ya mereció la pena.

A los cafés, llegó  Olivia Ardey. Estaba guapísima, lo verás en las fotos y el vídeo. Con ella todo es como muy, muy familiar porque nos conocemos desde hace tiempo y volver a verla siempre es motivo de alegría para mí. Fue apenas hora y media, pero dio para charlar, reír, hacernos fotos y comentar fuera de cámara algunas de las preguntas que Jud había preparado para la entrevista.

Cuando llegamos a BiblioCafé, ya había mucha gente esperando, ubicados en sus mesas. Fue una sensación súper agradable no tener que preguntarme “¿vendrá alguien?”. Destacaré también que esta librería cafetería me pareció un sitio ideal: será mi lado argentino que encuentra irresistible la idea de sentarse a una mesa con un buen libro y un buen café. Le dije a José Luis (su dueño) que lo felicitaba por el entorno tan acogedor que había conseguido crear y que lo recomendaría y eso hago: si viajas a Valencia y eres aficionada a la lectura, no dejes de darte una vuelta por BiblioCafé. c/Amadeo de Saboya 17, en la zona del Mestalla.

Lo pasé realmente bien hablando y respondiendo preguntas sobre Princesa. La presencia allí de personas que ya habían leído la novela lo hizo más dinámico y también me permitió recoger feedback, algo que siempre es de agradecer. Como Jud ha grabado toda la presentación en vídeo, no me extenderé, pero sí quiero hacer hincapié en una cuestión. Le pedí a Olivia Ardey que hiciera los honores como maestra de ceremonia en mi presentación valenciana (algo que ella aceptó gustosa) por dos razones que no tienen nada que ver con Princesa: 1) porque a nivel personal siento un grandísimo afecto por ella, y 2) porque es una de mis escritoras románticas favoritas. No podría pensar en alguien más adecuado para sentarse junto a mí en la “mesa de las torturas” y hablar de mí a mis (futuros) lectores. Lo habría sido igualmente aunque Princesa no le hubiera encantado, aunque sólo le hubiera “gustado”. Me enteré poco antes de la presentación que la novela le había dejado muy buen sabor de boca, pero no supe lo que diría sobre ella hasta que lo oí en BiblioCafé… E impactante y súper halagador como resultó, fue apenas un aperitivo comparado con el extenso y detallado correo suyo que recibí dos días más tarde. ¿Qué he hecho con él, aparte de responderlo cuando recuperé el habla? Pincharlo en mi corcho, justo delante de mis ojos. Para que cada día, cuando me siente a crear historias, esté ahí animándome y recordándome por qué escribo.

He preparado un vídeo a modo de album de fotos que encontrarás en la pestaña “En imágenes”. La mayoría de las fotos las tomó Ana María Carrión (¡gracias, Ani!) que se hizo cargo de mi cámara mientras yo me hacía cargo del micrófono :) También hay fotos de Olga Salar y Jud Baltimore.

Y ahora, sin más dilación, te dejo con el vídeo que grabó, editó y montó mi querida Jud Baltimore (¡gracias, Jud!). Si me has acompañado el sábado, quizás te apetezca “rememorarlo” y si por cuestiones de tiempo/distancia no has podido acercarte hasta BiblioCafé, ésto es lo que sucedió allí. Espero que te guste.

Presentación de Princesa de Patricia Sutherland en Bibliocafé de Valencia – 24/3/2012.

Presentación de Princesa en Valencia. Y se va la segunda…

Otro gran momento “M” en la vida de la escritora Patricia Sutherland.

¿Cuándo? El próximo sábado 24 de marzo a las 18.00 horas
¿Dónde? En Bibliocafé, c/Amadeo de Saboya 17, 46010 Valencia. Tel 963 207 186 – http://www.bibliocafe.es

Estaré en tierras valencianas para presentar Princesa, acompañada de una de mis autoras románticas favoritas, Olivia Ardey.

Te espero en Bibliocafé para hablar del amor, de la diferencia de edad… y de un motero llamado Dakota :)