I Congreso de Literatura Romántica Ciudad de A Coruña – Crónica de Patricia Sutherland – Parte I

Las románticas volvimos a reunirnos en esta tierra de leyendas en un evento que contó con la participación de editoras, libreras y lectoras del género.

Esta será una crónica de lo más curiosa -más adelante, verás por qué lo digo- y he pensado que, quizás, la forma más adecuada de presentarla, es haciéndolo día por día, con sus explicaciones y sus fotos. Así que vamos allá…

Viernes 6 de Julio:

El año pasado llegué a última hora de la tarde, y gracias a los retrasos habituales de Iberia, casi al final de la presentación de Amaya Felices. Así que esta vez no quise correr riesgos –Ángeles Ibirika presentaba en la FNAC y no quería perdérmela-, y me busqué un vuelo que llegara por la mañana.  A las 8 de la mañana ya estaba en el aeropuerto, haciendo tiempo para embarcar, cuando escuché que me llamaban. Volví la cabeza y allí estaban Cristina Álvarez y Mar Giménez. Los besos y abrazos, como ves, empezaron prontísimo… y continuaron, porque cuando desayunábamos apareció Ana Itúrgaiz.  Para poder seguir dándole a la sin hueso, y ya que el avión traía varias plazas libres, nos acomodamos en las últimas filas. De esa hora y pico de viaje tengo que destacar la cátedra en romántica que impartió Cristina Álvarez, ¡lo que pude aprender en tan poco tiempo! Además, me habló mucho y muy bien de alguien a quien le tengo un cariño inmenso (además, de un gran respeto como persona y como escritora). Me refiero a Kelly Dreams. Cristina puso a su saga de Guardianes Universales por las nubes, algo que me encantó saber (y que, por supuestísimo, compartí con la interesada tan pronto la vi:  fue lo primero que le dije después del abrazote de rigor).  Como suelo decir, me dio un alegrón :)

Cristina, Patricia y Ana, en el avión, camino de A Coruña.
Foto de Mar Giménez Cuello

Pero no te vayas a creer que la cátedra acabó cuando bajamos del avión. ¡Para nada! Continuó incluso en el propio lavabo de señoras del aeropuerto de A Coruña… ¡Hála, como si estuviéramos en una cafetería! La gente nos miraba, claro ;)

Pronto llegaron a recogernos María José Losada con su niño y Lucía de Vicente, y nos fuimos a tomar un café mientras esperábamos a la organizadora del evento, Trini Palacios.

Al mediodía, comidita rica en un restaurante en el puerto. Para entonces, ya se nos habían unido más autoras y lectoras. ¡Éramos un lote! ¿No me crees? Fíjate:

Sandra, Lucía, Patricia, Cristina, María José y Mar Carrión.

Izda: Ana Itúrgaiz, Vanesa Vázquez, Helena Nieto, Patricia Sutherland
Dcha: Laura Díaz, Kelly Dreams, Teresa Cameselle

De pie, de izda a dcha: Sandra, Ana Itúrgaiz, Lucía de Vicente, María José Losada, Patricia Sutherland, Ana R. Vivo, Chus Nevado, Mar Giménez, Cristina Álvarez, Teresa Cameselle y Kelly Dreams.
Abajo, de izda. a dcha.: Laura Díaz, Mar Carrión y Vanesa Vázquez.
Foto de Chus Nevado.

Por la tarde, nos dirigimos al Ayuntamiento, donde nos recibiría la Consejala de Cultura y tras un pequeño acto de bienvenida, nos mostrarían las distintas salas del consistorio.  Una vez allí, nos guiaron hasta la Sala de Plenos, donde ocupamos los distintos sillones. ¿Te cuento una pequeña anécdota? Verás, por la mañana le pregunté a Trini si era necesario vestir “formal” para el evento de la tarde. El año pasado acabé con un terrible dolor de pies, de pasarme el día andando sobre tacones y en esta ocasión, iba decidida a hacer lo posible por evitarlo. Trini, que adora la “informalidad”, me respondió que no, que cada cual podía ir como quisiera. Así que yo, me quedé tan a gusto con mis Converse estampadas… hasta que la Consejala anunció que nos irían nombrando una a una (a las autoras que habíamos donado ejemplares para la biblioteca del ayuntamiento) para que nos acercáramos al “podio”. A cambio de la donación, el ayuntamiento quería obsequiarnos con un precioso pincho de solapa en plata de ley, la Torre de Hércules . ¿Te imaginas mi cara al enterarme? Miré mis pies y pensé “oh,oh… y yo en Converse”.

Fue un acto bonito del que me he llevado varios recuerdos, aparte del pincho de solapa. ¿Quieres verlos?

Desde la izda.: Ana Itúrgaiz, Vanesa Vázquez, Megan Maxwell y su hija Sandra.

Un primer plano de mi queridísima Kelly Dreams.

Patricia Sutherland, de espaldas, después de entregar el ejemplar de Princesa.
¡Y, por suerte, no se ven mis Converse!

Foto grupal en la Sala de Plenos del Ayuntamiento.
¡Todas y todos!
Foto de Chus Nevado.

La prensa se hizo eco del evento, y aquí está la prueba del delito ;)

Noticia recogida por El ideal gallego, en su edición del 7 de julio de 2012.

Desde el Ayuntamiento, callejeando por esta preciosa ciudad que es A Coruña, nos dirigimos a la FNAC, donde Ángeles Ibirika presentaba su última novela “Donde siempre es otoño” en compañía de su editora. No había tenido ocasión de ver a Ángeles en acción con anterioridad y me gustó. Es muy cercana, muy sencilla y propuso que le hicieran preguntas, ya que la naturaleza de su novela no permitía una introducción extensa sin “desvelar” la trama. Hubo varias preguntas, y algún que otro debate en torno a las respuestas. Curioso fue uno de ellos, suscitado entre la librera Iratxe Zabala y la lectora Mar Giménez Cuello, acerca de si el final feliz es un requisito en la novela romántica. Ambas son personas muy entendidas en el género, pero sostienen posiciones encontradas respecto del tema. En este caso, me decanto en favor de la librera: desde mi punto de vista, el final feliz es una condición imprescindible. Como les sucede a muchas lectoras, es mi razón, no solo de leer, también de escribir este género; la garantía de que habrá un final positivo.

Ángeles Ibirika y Lourdes Díaz
Presentación de “Donde siempre es otoño” en la FNAC de A Coruña.

A la presentación también asistieron algunos miembros del Club de Fans de Dakota, las bollitos gallegas. Me encantó conocerlas en persona y aunque no fue posible charlar todo lo que nos habría gustado, al menos pasamos un buen rato haciendo risas y fotos. Que lo sepáis, Rosana (mi querida lobita) y Sandra, en el próximo Congreso ¡no os libráis! Vamos a charlar hasta que se nos seque la lengua :)

Patricia, con Sandra (izq) y Rosana (der).

Con quien sí tuve la ocasión de hablar y hablar y hablar, fue con esta otra Bollito gallego-argentina:

Patricia y Claudia, la administradora del blog “Libros de romántica”.
(Aquí sí que salen mis Converse ;))

Y si pudimos hablar tantísimo es porque acabamos sentadas una junta a la otra cuando fuimos a cenar con el grupo. Me encantó poder conversar sobre libros y autoras con Claudia porque es una gran lectora del género, porque es una mujer sencilla y divertida, y sí voy a decirlo, porque volver hablar en “porteño” (o más bien, en un sucedáneo, modificado por tres décadas de vida en la querida España) con una compatriota fue toda una experiencia.

Era más de medianoche cuando llegué al hotel, más feliz que una perdiz, a por un sueño reparador que me preparara para el Gran Día, el I Congreso de Literatura Romántica Ciudad de A Coruña.

En breve, la segunda parte. Así que, como en las series, esta entrada acaba con una palabrita:

Continuará… [Pincha este enlace para leer la Parte II]

 

Anuncios

4 pensamientos en “I Congreso de Literatura Romántica Ciudad de A Coruña – Crónica de Patricia Sutherland – Parte I

    • Ah, mira, en el tema aviones no nos pasa igual… ¡A mí me encantan! No hay vértigo, no hay náuseas, ¡sólo hay disfrute, y uno bestial porque me encantan los despegues y los aterrizajes!
      Me alegro de que te gustara la crónica, Yoli. Luego, publicaré la segunda parte :)
      Besazos, guapa y gracias por pasarte por aquí ;)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s