I Encuentro Yo Leo RA: amigas hablando de novela romántica.

 Una gripe me impidió asistir al I Encuentro Nacional Anika Entre Libros, pero del I Encuentro RA no me perdí ni el saludo inicial, y para las que no tuvísteis la ocasión de acercaros por allí, aquí van unos apuntes sobre este evento que contó con la presencia de un gran número de lectoras y autoras españolas.

Básicamente, el encuentro constó de tres mesas de debate (el suspense en la novela romántica, el romance histórico y el mundo de la escritura), y a lo largo de todo el día se fueron intercalando sorteos de novelas de distintas autoras españolas. Yo, que nunca he ganado ni un osito de peluche en una kermese, tuve la ocasión de continuar invicta. (¡Increíble!).

Todas las actividades estuvieron dirigidas por Merche Diolch, a quien no conocía personalmente. Ha sido, sin duda, el alma del Encuentro: siempre dispuesta y pendiente de todo sin perder la sonrisa: horarios, fotos, sorteos, y poniendo voz a montones de preguntas que todas pensamos pero casi nunca nos decidimos a preguntar. Creo que más por solidaridad con las autoras (a excepción de una -todas sabemos a quien me refiero, ¿verdad?-, la mayoría de las escritoras suelen ponerse nerviosas cuando les toca estar en el “púlpito”), que por timidez, pero sin duda, alguien debía preguntarlas. ¡Bien por Merche!

Muy pronto surgió un tema “estrella” del género: escenarios y personajes de la novela romántica en lengua española. O lo que es lo mismo: ¿por qué Derek y no Antonio? ¿por qué Londres o Montana, y no Ibiza?

Es, efectivamente, un tema recurrente y lo será durante unos cuantos años más. Hay autoras que sitúan sus historias fuera de España (Mar Carrión, Ebony Clark, Olivia Ardey); otras que siempre que el argumento lo permite, prefieren ambientarlas en España con protagonistas españoles (Angeles Ibirika, Helena Nieto). Entre estas dos posiciones, hay un grupo de escritoras que pueden plantearse una cosa u otra, dependiendo del argumento o del escenario donde les apetezca ambientar la historia (Megan Maxwell, Menchu Garcerán). Finalmente, hay otras, como MJ Sánchez que (además de crear historias “made in Spain”) sostienen que el género no logrará asentarse en el mercado nacional hasta que no exista una romántica con sabor auténticamente español, que hable de nuestras cosas, en nuestros escenarios y con personajes con los que compartamos señas de identidad (social).

Creo que esta diversidad de posturas es un reflejo del período de transición por el que el género está pasando en España. Después de tres décadas de leer autoras anglosajonas, las lectoras, al fin, tienen la posibilidad de empezar a conocer cómo suena el romance español en versión original. Muchas de ellas, sin embargo, siguen prefiriendo historias que se desarrollan fuera de lo que les es familar -me incluyo-, y muchas escritoras preferimos exactamente lo mismo a la hora de plasmar nuestras historias.

Personalmente, pienso que la libertad creativa del autor es sagrada, por lo tanto, todas las posturas me parecen igualmente válidas, y ya que en España el género no permite profesionalizarse, eso de “escribir lo que a uno le apasiona” se vuelve especialmente aplicable a nuestro caso. Dicho lo cual, añado -y que conste, que lo hago a regañadientes :)- que ahora veo a qué se refiere MJ Sánchez cuando dice que la romántica no se asentará en España a menos que entre todas creemos un género “made in Spain”. Lo entiendo, y estoy de acuerdo.

Quizás una alternativa “de transición” a considerar, para lectoras y escritoras que preferimos irnos lejos de nuestras fronteras, sea la idea que apuntó Arlette Geneve (aplicada a la romántica histórica): argumentos que nos permitan ir introduciendo personajes españoles en un contexto internacional, o al revés, personajes extranjeros en un contexto local, o ambas.

En fin, hasta aquí unos apuntes sobre un día que dio mucho de sí, especialmente en sonrisas, abrazos y afectos. Me encantó “conocerte” Merche (Diolch), Menchu (Garcerán), Mar (Carrión), Ana (Vivo), Noelia (Amarillo), Jezz (Burning), Nieves (Hidalgo) y Yolanda (Quiralte). Me encantó veros a todas, viejas y nuevas conocidas. Y a “las chicas de la Rosa”, que sepáis que me hizo súper feliz volver a disfrutar de vuestra compañía.

(Puedes detener la “proyección” poniendo el ratón sobre las fotos; así también podrás leer el pie descriptivo de cada imagen).

Más sobre el I Encuentro RA:

Crónica de Menchu Garcerán

Crónica de Olivia Ardey

Crónica de Noelia Amarillo

Nota del 19/02/2011 a las 19.00:

Acabo de editar el post para corregir un olvido inexplicable: me encantó conocerte Yolanda. Siempre que te leía en el muro (y en tu blog, a veces) me preguntaba si personalmente me parecerías tan… no sé, risueña y buena gente como me resultabas al leerte… ¿Y sabes qué? La respuesta es sí. Dicho queda :)

14 pensamientos en “I Encuentro Yo Leo RA: amigas hablando de novela romántica.

    • ¡Gracias, Amber!
      Y por cierto, te eché en falta. Tengo tantísimas ganas de que nos “veamos las caras”. A ver si la próxima, es la vencida :)

  1. Patricia, una crónica completa y con opinión personal incluída. Me ha gustado mucho. Voy a poner también el enlace en mi crónica, así no se le escapará a nadie. Merece la pena asistir a este encuentro a través de los ditintos puntos de vista de las asistentes.
    Un beso. A mí también me encantó conocerte.

  2. Como siempre Fantástico lo que has escrito y descrito.
    Creo que fue un día perfecto y que todas lo pasamos muy bien.
    La novela romántica poco a poco va cogiendo fuerza y eso es gracias un poquito a todas, lectoras y escritoras.
    Deseando estoy ya de volver a estar con vosotras.
    Mil besazos

    • ¡Gracias, Mengan! Un día GENIAL, de verdad. Tienes razón, los encuentros y jornadas dedicadas al género cada vez son más “populosos” (y entrañables) y eso es un signo fantástico… ¡La cosa marcha!
      A ver si este año tenemos Jornadas de Sevilla, en Sevilla (o donde sea) y volvemos a pasarlo en grande :)
      Un abrazo de oso!

    • ¡Gracias, Pilar! Sí, por favor, que se repita y pronto. Y es cierto que fue poco tiempo, acostumbradas a los dos días de las Jornadas, supo a poquísimo. Pero lo hicimos cundir :)
      Y para la próxima, dile a tu chico que no hay “bonsais” que valgan :)
      Besos.

  3. Ains, qué bonita crónica que además da para la reflexión. Estoy contigo en que la libertad creativa del autor es sagrada. También sé que llegará el día, quizá dentro de unos años, en que el género romántico escrito en español compita en igualdad de condiciones (ante el mercado editorial, me refiero) que las novelas escritas por autoras anglosajonas… y que traduzcan obras de autoras italianas o de otros países. Ojalá.
    Un beso muy fuerte, Patricia.

    • ¡Gracias, Olivia! Será genial verlo suceder. Mucho más aún, sabiendo que has tomado parte en el proceso, que has tenido la inmesa suerte de ver cómo las baldas de las librerías se han ido llenando de nombres que aunque suenen foráneos, te son cercanos. Y queridos. Todo un lujo.
      Un abrazote, niña.

    • ¡Gracias, Helena! Ya lo creo que fue un día fenomenal (hasta la climatología ayudó y pudimos charlar al solecito en los “breaks”). Lo pasamos de miedo.
      Besos para ti también.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s