Mi última ocurrencia.

pspost22016_2

Hoy. Mi última ocurrencia. Patricia Sutherland.

Te comentaba aquí, que este año regresaba a mis trincheras románticas, a centrarme en dedicar mi tiempo a lo que me apasiona, para lo cual metería tijera a fondo en mi agenda cortando -y así lo dije, textualmente-, exactamente por donde se acaba la eficiencia y empieza la zona de grises, y en eso estoy…

¡Cortando que da gusto! ;)

Y buscando formas de ver de cerca mis objetivos para este año, tenerlos bien amarrados y asegurarme de que cada día doy los pasos necesarios que me conduzcan hacia ellos. Esto último es súper importante. Cuando tienes varias cosas entre manos es fácil despistarse. Más de una vez me ha pasado que aparto un asunto porque surge algo urgente, las horas se convierten en días, se me va el santo al cielo y cuando vuelvo a trabajar en él, ha transcurrido un mes.

Así que ¿cuál es la última ocurrencia de Patricia? Un blog (privado) dedicado al tema.

Has leído bien, tranquila. Y sí que es una ocurrencia, pero no es ninguna locura. Me está dando unos resultados increíbles, sorprendentes. Cachis, ¡por qué no se habrá ocurrido antes!

He escogido una plantilla de blog que permite listar las páginas en cabecera y las entradas de blog en la columna derecha, así que lo he organizado como si fuera un diario-proyecto, a saber:

  • Cada semana empieza con una entrada acerca de los temas a los que me dedicaré dicha semana. Digamos que hace las veces de una agenda.
  • Cada día escribo una entrada con los asuntos en los que tengo previsto trabajar (extraídos del post semanal, por supuesto), las ideas que se me ocurren de cómo enfocarlos o algo que he leído y me parece interesante probar, etc. Es una entrada rápida, al grano, que antes hacía en un cuaderno físico y ahora he trasladado al blog. A menos que desarrolle alguna idea, por lo general, no se extienden más allá de 250 ó 300 palabras. Mis post “públicos” -como este, por ejemplo- suelen tener el triple.
  • He creado dos páginas; una “Objetivos”, que lista y explica los objetivos de este año, y otra “Ideas”, donde voy listando alfabéticamente (y enlazando) las ideas que  desarrollo en las entradas de blog.

A medida que voy resolviendo temas, edito el post semanal y los “tacho”. Los que quedan pendientes, pasan automáticamente al post de la semana siguiente por el eficaz método de “copiar y pegar”. Llevarlo como si fuera un diario, me obliga a entrar cada día, a mantener la mente centrada en los objetivos y en cómo llevarlos adelante. De eso se trata; de dar pasos en esa dirección día a día, sin prisa pero sin pausa.

¡Y listo! Todo a mano y a la vista, va conmigo cuando viajo sin ocupar espacio adicional, está disponible a un golpe de ratón y me da acceso a toda la información que manejo sobre cada tema. Por último, cumple mis requisitos de “visualización” al cien por ciento: sé que puede parecer una tontería, pero tener la información necesaria dispuesta en pantalla de la forma que a mí me resulta cómodo, me ayuda a pensar con más claridad.

pspost22016

Pantallazo de mi página “Objetivos 2016”

Como ves también es multicolor. Obviamente, he cubierto lo que no me interesa que conozcas (¡eh, si quisiera que todos mis objetivos fueran de dominio público no tendría un blog privado, ¿no te parece? ja, ja, ja), pero ves lo suficiente para apreciar que se trata de algo escueto incluso en el caso de las páginas. También te permite ver (en la columna de la derecha) las entradas diarias y la de objetivos semanales. Esta es la dispoción visual que comento en un párrafo anterior que consigue hacer fluir mejor mis “jugos mentales”. ¿A que es limpia y súper ordenada? O, quizás, solo sean locuras mías. Es otra posibilidad, sí ;)

En mi caso, lo utilizo para un proyecto profesional, pero creo que se adapta perfectamente a cualquier cosa que te traigas entre manos que se extienda en el tiempo, que requiera programación, conseguir información y contrastarla, hacer valoraciones, etc.

Para mí, todo un descubrimiento, te lo aseguro.


¿Sabías que desde 2007 edito un boletín mensual? Si te gusta cómo escribo y te interesa saber en qué nuevos proyectos trabajo, te lo recomiendo. Leerás extractos de mis novelas, conocerás a mis nuevos personajes, mis próximos lanzamientos, las promociones y concursos internacionales que organizo y… mucho más. Se llama Románticas y es gratuito. Estás invitadísima, ¿te apuntas?


 

La importancia de empezar con un fin en mente.

fondo-creatividad-331366

Hoy: La importancia de empezar con un fin en mente. Patricia Sutherland.

¡Ya estoy por aquí! Y me encanta que mi primer post del año caiga en domingo que es el día que dedico a entradas más “sui generis”, de esas que a mí me gustan.

Aunque digo que mis vacaciones invernales terminan en Reyes, la verdad es que después de año nuevo, me ocupo de evaluar el anterior. Dedico unas pocas horas diarias al tema, de una forma pausada, tranquila, pero no deja de ser un proceso intenso. Es arduo -mi mesa se llena de gráficas y hojas de cálculo repletas de cifras- y, a la vez, apasionante porque es el “momento de la verdad”, el momento en que mi juez supremo pasa revista a su propia performance y saca conclusiones. O sea, el momento “¡ahora te vas a enterar de lo que vale un peine, chiquilla!”.

Además, tocaba evaluación doble porque en 2015 se cumplieron mis primeros cinco años dedicada profesionalmente a la autoedición (llevo “coqueteando” con ella desde 2002, pero no fue hasta 2011 que se convirtió en profesión). Así que, como seguro imaginarás, me he pasado una semana enterrada en papeles.

Más allá de las alegrías que me llevo con los resultados (a veces, también me llevo disgustos, no creas, pero como soy una optimista impenitente enseguida encuentro una razón para alegrarme), lo que más me alucina del proceso de evaluación es comprobar todo lo que se puede llegar a conseguir cuando tienes claro lo que quieres y cómo lo quieres, y trazas un buen mapa de ruta. Es pura magia, en serio.

Definir el “qué” con claridad fija el rumbo; definir el “cómo”… Yo creo que aquí es donde está la verdadera alquimia. Los proyectos importantes implican tiempo y esfuerzo, y cuando deseas algo con mucha intensidad y se te resiste, es fácil caer en la tentación de coger atajos o, peor aún, acabar aceptando alternativas que están alejadas de tu objetivo original, sea en el fondo o en la forma. El “cómo” es lo que viene a rescatarte de estas tentaciones. El “cómo” es el espacio donde alineas tus objetivos con tus valores, es el lugar donde le pones tu firma al proyecto y lo conviertes en único, en tuyo. Personalmente, creo que también es el lugar dónde entrenas tu creatividad. Verás, cuando no te conformas con algo distinto de lo que has trazado, defines de antemano el entorno en el que trabaja tu mente: dejan de preocuparte los “por qué no” –¿por qué me dicen que no puedo ir a c sin pasar por d?– y empiezan a importarte los “¿cómo podría…?” –¿cómo podría conseguir ir a c sin pasar por d?-. Cuánto poderío concentrado en solamente dos palabras.

Hace unos veinte años descubrí que esto que yo llamo decidir qué quiero y cómo lo quiero era una versión simplificada de “empezar con un fin en mente”, el segundo hábito enunciado por el experto en desarrollo organizacional y liderazgo Stephen R. Covey en su libro “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”. Tiene un título rimbombante, lo sé, pero es una joya. Covey fue el primer experto que planteó que no es posible separar los objetivos profesionales de los personales, que de lo que se trata es de integrar las distintas facetas de nuestra vida, decidiendo cuáles son nuestras prioridades -objetivos + valores- como persona, y organizando nuestros días en torno a dichas prioridades. Todo un concepto.

A pesar de la jerga propia del mundo de los negocios, leer a Covey es súper inspirador. No tienes idea de las veces que he leído este libro desde que lo compré. Es como un chute de vitaminas para la mente concentrado en cuatrocientas y pico páginas. Ahora que lo pienso, también es una estupenda forma de comenzar el año :)

¿Has visto qué bien? ¡Ya tengo re-lectura para esta tarde!

¿Y tú, qué tal tu evaluación personal de 2015? ¿Te trajeron regalos los Reyes o solo carbón?

 

Mi último post de 2015.

La nieve lleva tres semanas en WordPress y para mí es ese momento del año en que suelto el teclado para dedicarme a cosas que me encantan: estar con la gente que quiero y disfrutar de hacer “nada” en buena compañía.

No acostumbro a compartir mi balance del año y 2015 no será una excepción en esto. Sí me permitiré, en cambio, compartir algunas pinceladas de lo que tengo en mente para el 2016. Aunque, pensándolo mejor, casi podría resumirlo en una frase: volver a mis orígenes. O lo que es lo mismo, retirarme a mis trincheras románticas.

Empecé en esto con las ideas muy claras sobre qué quiero y cómo planeo conseguirlo y, pruebas aparte -que son imprescindibles para aprender-, el objetivc5611dfb404a94e705688d0ba3f2399fo continúa fijado en consolidar mis dominios de ficción: Jera Romance -mi buque insignia-, Románticas -mi voz- y, por supuesto, este blog. Es donde deseo estar, donde me siento verdaderamente a mis anchas y donde me comunico con mis lectoras de la manera que a mí me gusta. Lo mío es escribir. No tengo ningún problema en tomar un micrófono y explayarme -no soy tímida-, pero nunca me sentiré cómoda en ese rol. Soy escritora hasta la médula y para mí, interiormente, lo que tiene sentido es escribir historias, no hablar de ellas. Y eso es lo que quiero: escribir más. Mucho más, de hecho.

De lo que antecede resulta que seguiré metiendo tijera a mi agenda, cortando exactamente por donde acaba la eficiencia y empieza la zona de grises:

  • Comencé mi retirada de las redes sociales en julio de este año y mis apariciones continuarán siendo esporádicas.
  • Habrá una reducción drástica en el apartado eventos y presentaciones. De momento, he confirmado mi asistencia a tres de los que se celebrarán el año que viene y es bastante posible que me plante ahí.
  • Otro tanto sucederá con encuentros, reuniones, ferias, etc.

Soy de las que piensan que no solo importa llegar, también hay que disfrutar del viaje. Para mí el destino es tan importante como el camino que escojo recorrer para llegar a él. Ni más ni menos. Así que…

Mi objetivo para 2016 es dedicarme de lleno a lo que me apasiona y me funciona precisamente por eso: porque me apasiona, y cuando haces algo con pasión marcas una diferencia para ti misma y para lo que te rodea.  

¡2016 se presenta muy, muy, muy interesante! ¡Yay!

Pero todavía estamos en 2015 y antes de colgar el teclado hasta después de Reyes, quiero enviarte un abrazo muy fuerte y desearte que pases un tiempo agradable en compañía de tus seres queridos. Que 2016 sea para ti exactamente como deseas que sea ;)

FELIZ 2016

 

¡Hasta el año que viene!


¿Sabías que desde 2007 edito un boletín mensual? Si te gusta cómo escribo y te interesa saber en qué nuevos proyectos trabajo, te lo recomiendo. Leerás extractos de mis novelas, conocerás a mis nuevos personajes, mis próximos lanzamientos, las promociones y concursos internacionales que organizo y… mucho más. Se llama Románticas y es gratuito. Estás invitadísima, ¿te apuntas?


Preparando mis lecturas navideñas.

¿Creías que porque Lola (Serie Moteros #3) está a punto de salir y yo estoy de los nervios, no iba a tener la cabeza para pensar en lecturas? Ja. Ya ves que sí.

Está siendo un diciembre muy intenso, tengo que reconocerlo, porque si publicar un nuevo título es siempre un momento intenso para mí, acaban de nominarme a Mejor Autora Romántica en los Avenida Premios 2015. Son cosas que me sorprenden muchísimo, quizás porque no cuento con ellas. Y eso que me han nominado a varios premios y he ganado dos, pero, no sé. Siempre me maravilla/sorprende/alucina como la primera vez. Así que estoy en plan “¡¡¡que alguien me pellizque, por favor!!!” ja, ja, ja.

Pero ni flotando en el séptimo cielo como estoy, me faltaría tiempo para planear con un montón de gusto en qué emplearé mi tiempo de lectura en las próximas fiestas. ¡Es un momento que espero como agua de mayo!

Vamos allá.

Mis lecturas escogidas para estas Navidades de 2015 son…

Dos lecturas súper especiales por cuestiones personales. Por orden de publicación, son:

A contrarreloj

Laura Esparza

19773g

Sinopsis:

Andrea no puede organizar una boda. Su pequeña agencia de representantes deportivos está a punto de hacerse un hueco entre las grandes, y necesita concentrar todas sus energías en evitar que la competencia se quede con parte de sus clientes. Pero se trata de su mejor amiga…

Luc no quiere organizar una boda. Tiene una cartera llena de superestrellas que requieren toda su atención, y hay una nueva rival en el horizonte a la que debe aplastar antes de que se convierta en una amenaza para su negocio. Pero se trata de su hermano pequeño…

Una alianza temporal es lo único que puede evitar el desastre. Conseguir la ermita, reservar el restaurante, elegir las flores y comprar el vestido debería ser pan comido para ellos. Sin embargo, los preparativos se convertirán en una carrera contrarreloj para la que solo se acepta una apuesta: ¿quién será el primero en perder el corazón?

_

 

Conozco a Laura desde hace varios años y tenía muchas ganas de verla convertida en una autora publicada y, por supuesto, de hincarle el diente a una novela suya. Las razones de por qué esta lectura es tan especial las relaté aquí.


 

Encrucijada

Merche Diolch

00106523160627____1__600x600

Sinopsis:

Las aguas ocupan la mayor parte de la superficie de la Tierra y las zonas que se encuentran libre de esa invasión soportan temperaturas extremas. El planeta ha sufrido el tan temido cambio climático.
La civilización subsiste gracias al clan Rapax quien gobierna y vigila que sus leyes se cumplan. Una sociedad donde el dinero y la genética son elementos claves para tener poder.
Nadie se rebela. Nadie contradice las normas. Nadie lucha contra las injusticias excepto los integrantes de Nueva Esparta y Ninox Rapax.
Ninox, en contra de los dictámenes de su familia, busca mejorar la vida de los habitantes de Nueva América y para ello, conseguirá la ayuda de quien menos espera.

Misterio, acción y romance en un futuro no muy lejano que logrará conquistar los corazones de muchos lectores.

__

Lo que costó que esta historia estuviera entre dos tapas de cartón… Qué pena que a algunos autores les toque tropezar con obstáculos tan grandes como el mal hacer de cierta gente del mundo editorial. Y cuánto me alegra que Encrucijada haya visto la luz. Al fin. ¡Llevo muchísimo tiempo queriendo echarle el guante! Esta lectura será doblemente especial porque su autora, Merche Diolch, es alguien por quien siento un montón de cariño y otro montón de respeto.

Sé que las voy a disfrutar muchísimo, lo presiento ;)

¿Y tú, algún plan “lecturil” especial para estas fiestas? Cuenta, cuenta…


¿Sabías que desde 2007 edito un boletín mensual? Si te gusta cómo escribo y te interesa saber en qué nuevos proyectos trabajo, te lo recomiendo. Leerás extractos de mis novelas, conocerás a mis nuevos personajes, mis próximos lanzamientos, las promociones y concursos internacionales que organizo y… mucho más. Se llama Románticas y es gratuito. Estás invitadísima, ¿te apuntas?


 

Sobre NaNoWriMo y pimientos. O la importancia de ponerse retos.

Estamos en noviembre y para un escritor, noviembre es sinónimo de NaNoWriMo. Para mí, en cambio, es mes de cosechar pimientos y preparar cultivos de invierno. Lo importante, sin embargo, lo que subyace en el fondo de estas dos iniciativas en apariencia tan dispares es un mismo objetivo: ponerse retos.

NaNoWriMo es una iniciativa que me encanta: miles de escritores en el mundo participan con el fin de escribir una novela de 50.000 palabras en un mes. Se lanza la carrera un minuto después de la medianoche, el 1 de noviembre y finaliza el 30. Escribir, escribir, escribir, de eso se trata. Producir diariamente una mínimo de 1.600 palabras, llueva, truene o caigan piedras. Subir diariamente a la web de la organización el número de palabras escritas y utilizar la energía de un proyecto común para vencer el mayor desafío de todo escritor: enfrentarse a ese espacio en el que solo estás tú y una página o una pantalla en blanco, y nada más.

Nunca he tomado parte en ella, pero me encanta el concepto. Muchas veces me lo he propuesto, pero supongo que después de tantos años escribiendo a diario hay una parte de mí -la que disfruta como una enana de los desafíos- que prefiere dedicar ese tiempo a otras cosas que sí supongan un reto.

Ahora que lo pienso, seguro que fue ella la que se sacó de la manga la idea de “inventar tiempo” para dedicarlo a otra de sus grandes pasiones; la horticultura. Así que mientras muchos de mis colegas escritores se pelan los dedos produciendo palabras como locos en la apasionante NaNoWriMo, ¿qué hace Patricia? Cosecha pimientos. (Vale, puedes desternillarte a gusto :P)

Y lo digo muy en serio.

IMG_0947

Los pimientos de Patricia.

Me apasiona escribir y soy una adicta al trabajo. Desde que la escritura se ha convertido en mi trabajo principal, me he encontrado con un gran obstáculo: encontrar el equilibrio para dar cabida en mi vida a esas otras cosas que también son importantes para mí. Imagino que esto te resulta familiar. Todos, de alguna manera, hacemos malabares para sacar adelante familia, trabajo, estudios o intereses personales en una época en que todo tiene un carácter de inmediatez que nuestros padres o abuelos no vivieron.

Pero es importante hacerlo, encontrar una forma de alimentar todo lo que somos, no solo un aspecto. No solo a la madre, a la esposa, a la trabajadora…

Así que a principios de este año, me dije que deseaba poder volver a meter las manos en la tierra, liberar tiempo para dedicarlo a la horticultura y además, darle a mi huerto balcón una bitácora donde tener el gusto (y también la obligación, para no dormirme en los laureles, ya sabes) de ir recogiendo lo que hacía mes a mes: mis experimentos, nuevos cultivos, nuevas técnicas e imágenes para poder verlo en perspectiva. Ese ha sido mi gran reto de 2015: soltar el teclado y, sin sentirme culpable, disfrutar de otra de mis pasiones.

En ello estoy y, si te digo la verdad, creo que es la tercera mejor decisión que he tomado en mi vida. Cada día que vuelvo a guardar la pala y me quito los guantes, siento… Es una mezcla de sentimientos: felicidad, realización y poder. Mucho poder personal. Ponerse un reto, desafiarse a uno mismo en algo que para uno es importante, es una decisión poderosa: requiere valor para planteársela y determinación para llevarla adelante, ambas son, esencialmente, poder en estado puro.

Y aquí está la “prueba del delito”, la bitácora de mi huerto balcón:

Mi balcón comestible

¿Y tú, te has puesto algún reto este año? Cuenta, cuenta… Ya sabes que los locos no queremos ser los únicos locos ;)


¿Sabías que desde 2007 edito un boletín mensual? Si te gusta cómo escribo y te interesa saber en qué nuevos proyectos trabajo, te lo recomiendo. Leerás extractos de mis novelas, conocerás a mis nuevos personajes, mis próximos lanzamientos, las promociones y concursos internacionales que organizo y… mucho más. Se llama Románticas y es gratuito. Estás invitadísima, ¿te apuntas?


Estrenando imagen de cabecera en Sutherland.

Y no solo es nueva, también es súper personalizada ;)

He cambiado la plantilla (tema) del blog infinidad de veces a lo largo de estos ocho años online, pero esta es la primera que además encargo una cabecera hecha a mi medida. Y qué decir que estoy como niña con zapatos nuevos.

Lo anuncié en este post, era algo que me apetecía hacer -darle un aire más personal a mi blog- y hoy ya es oficial. Esta es la nueva imagen de cabecera, diseño de “mis manos mágicas favoritas”, la ilustradora Nune Martínez:

CABECERA BLOG

La idea de “incluirme” en la composición no fue mía, pero reconozco que cuando vi los primeros bocetos me pareció ideal. Tanto color, las portadas de mis novelas impresas¹ y también los packs digitales… Es perfecta. Creo que le va de perlas a esta nueva orientación temática que he decidido darle al blog, ¿no te parece?

Feliz no, lo siguiente :P

¹ Por cierto, ¿y esa silueta femenina de perfil que hay debajo de la portada de Primer amor? ¿Quién será? ¿La conoces? ;)


¿Sabías que desde 2007 edito un boletín mensual? Si te gusta cómo escribo y te interesa saber en qué nuevos proyectos trabajo, te lo recomiendo. Leerás extractos de mis novelas, conocerás a mis nuevos personajes, mis próximos lanzamientos, las promociones y concursos internacionales que organizo y… mucho más. Se llama Románticas y es gratuito. Estás invitadísima, ¿te apuntas?


 

De herramientas imprescindibles y adiestramientos que te cambian la vida.

justbreathe

De tanto en tanto me gusta escribir sobre herramientas que encuentro especialmente útiles. Fue el caso, por ejemplo, de este post dedicado a Evernote o de este otro dedicado a Hootsuite. La herramienta que te traigo hoy es de naturaleza muy diferente. Es la más importante de todas las que utilizo y llevo constatando su eficacia desde hace años. Se llama meditación.

¿Qué por qué hablar de ello precisamente ahora? Porque he descubierto un programa que acerca esta valiosísima práctica a la vida de los occidentales de una forma fresca, eficaz y exenta de los decorados “New Age” que suelen acompañarla, poniéndola donde debe estar: al alcance de todos.

Antes que nada, voy a dejar claro que esta no es una entrada dedicada a la importancia de la meditación ni a sus beneficios, ambos, por otra parte, asuntos ampliamente documentados de los que puedes encontrar información en internet. Mi posición sobre este tema es muy simple. Desde que nacemos, nuestra vida es una sucesión de estadios alcanzados a través del adiestramiento: hablar, andar, alimentarnos, relacionarnos, adquirir conocimientos… ¿Cómo no va a ser necesario adiestrar la mente si ella es la raíz de toda nuestra experiencia vital, propia y de lo que nos rodea? Deberían incluirlo entre las asignaturas escolares.

Cuando yo decidí empezar a darle a la mía un buen meneo -cariñosamente hablando-, el panorama estaba muy cargado de olor a incienso y rosarios tibetanos, ya me entiendes. Inducía a asociaciones que, en mi opinión, no son acertadas. Qué religión practiques o cuál sea tu vía espiritual carece de importancia a la hora de entrenar el cuerpo en el gimnasio, ¿por qué tendría que ser diferente cuando entrenas la mente?

Después de mucha reflexión, me decidí por la Meditación Trascendental (MT). Saber que The Beatles le habían dado tanta popularidad no me seducía demasiado, pero el método contaba con dos bazas a su favor: 1) esta organización fue la primera en fundamentar los beneficios de la práctica con estudios científicos y 2) han sabido adaptarla a un estilo que los occidentales encontramos más “amigable”. Por ejemplo, la postura de meditación es sentado cómodamente en una silla y no en el suelo. Desde entonces, han transcurrido veintitrés años de práctica diaria, muchas horas valiosas que han ido transformando mi vida. Transformándola para bien. ¡Qué digo!  Para fenomenal.

Siempre he pensado que la meditación es el típico “producto” que se vende solo porque en cuanto pruebas una sesión, el antes y el después resulta tan evidente que hace innecesarias las teorías. Que solo era preciso ofrecerla en un envoltorio adecuado a nuestro estilo de vida actual y de fácil acceso, para que la gente se animara a probarla.

Hoy ese envoltorio existe.

headspace_logo

Echando mano de la vieja y querida Wikipedia

Headspace es una plataforma digital, ganadora de premios, que provee sesiones de meditación guiada y entrenamiento mindfulness. Con cientos de horas en contenido, es reconocido como uno de los programas más completos para meditación y mindfulness. Se puede acceder al contenido en línea o a través de la aplicación para móvil Headspace, usada por más de dos millones de personas, en 150 países. Fue fundado en mayo del 2010, por Andy Puddicombe y Rich Pierson. Puddicombe es un ex monje budista y Pierson es un desarrollador creativo con experiencia en marketing y en crecimiento de nuevas marcas.

Las sesiones, todas dirigidas por Andy Puddicombe en su lengua nativa, se apoyan de eficaces animaciones para abordar la parte teórica. Están tan logradas que incluso sin el audio se entienden perfectamente. La primera parte del programa, que denominan “Take 10”, consta de 10 sesiones de 10 minutos de duración y es gratuito. Te registras en su plataforma, descargas la app en el dispositivo que prefieras y comienzas tus prácticas, sin más. Al acabar, tienes la opción de suscribirte anual o mensualmente, o simplemente continuar utilizando el contenido gratuito. La web te permite establecer recordatorios (para que no se te pase tu sesión diaria), hacer un seguimiento de tus progresos, conectar con otros usuarios y, por supuesto, aprender sobre meditación y mindfulness. Yo tengo la suscripción mensual aunque ya le he enviado mi carta a los Reyes Magos, lo que quiere decir que, probablemente, en enero suba a “premium” jajaja

Solo está disponible en inglés, pero no dejes que eso te desanime: Andy utiliza palabras sencillas que no tendrás dificultad en entender. Además, y esto te lo dice alguien que ha participado en muchas sesiones guiadas por instructores expertos, su timbre de voz y su inglés británico son una auténtica delicia.

Headspace: un oásis para la mente, a un golpe de ratón (o con solo deslizar un dedo por la pantalla de tu móvil o tableta). ¿Acaso se puede pedir más? ;)

Y ya está. Fíjate, apenas ochocientas palabras para la entrada más importante que he publicado en este blog. Genial :P


¿Sabías que desde 2007 edito un boletín mensual? Si te gusta cómo escribo y te interesa saber en qué nuevos proyectos trabajo, te lo recomiendo. Leerás extractos de mis novelas, conocerás a mis nuevos personajes, mis próximos lanzamientos, las promociones y concursos internacionales que organizo y… mucho más. Se llama Románticas y es gratuito. Estás invitadísima, ¿te apuntas?